domingo, 14 de mayo de 2017

"La loi du marché" (2015). Stéphane Brizé. "La ley del mercado" "The Measure of a Man". Francisco Huertas Hernández


"La loi du marché" (2015). Stéphane Brizé
("La ley del mercado" - "The Measure of a Man")
Cine contra el capitalismo

Francisco Huertas Hernández




"La loi du marché" (2015). Stéphane Brizé
Vincent Lindon (Thierry Taugourdeau) ejerciendo un subempleo como vigilante 

 Es curioso que esta producción francesa, estrenada en el Festival de Cannes de 2015, haya sido recibida con frialdad por parte de la crítica de derechas. No encuentro otra razón que la incomodidad que produce en esos representantes del capital esta película de cine social que no cae en la autocomplacencia -cosa que puede decirse de la, por otra parte, espléndida y muy semejante "I, Daniel Blake" de Ken Loach

"La loi du marché" (2015). Stéphane Brizé
Vincent Lindon (Thierry Taugourdeau) et Karine de Mirbeck (la femme de Thierry)

 "La loi du marché" no oculta sus intenciones desde el título mismo: una crítica consistente y radical de la explotación de los trabajadores por parte del sistema capitalista-burocrático. Por un lado, las empresas, ajenas a cualquier deber racional o empatía emocional con el sufrimiento humano, pero también, por otro, el aparato burocrático de la administración, representado por la oficina del paro y las ayudas sociales.

"La loi du marché" (2015). Stéphane Brizé
Vincent Lindon (Thierry Taugourdeau)

 Vincent Lindon (Thierry) está espléndido. Ganó el Prix d'interprétation masculine en Cannes. Su interpretación es contenida, y está en escena prácticamente todo el filme. La forma en la que esta rodada la película con la cámara muy cerca, casi siempre ligeramente ladeada y con mucho fuera de campo, realza la presencia del héroe rebelde que lucha por la dignidad, más que por el trabajo. Porque esta película nos recuerda que el capitalismo no sólo es un sistema de explotación del ser humano como fuerza de trabajo convertida en mera mercancía, sino por ello mismo es también una forma de negación de la dignidad humana tan atroz, y a veces invisible, como la guerra.

"La loi du marché" (2015). Stéphane Brizé
Vincent Lindon reçoit le Prix d'interprétation masculine. Festival de Cannes. 2015 

"La loi du marché" (2015). Stéphane Brizé
Vincent Lindon (Thierry Taugourdeau)

 Brizé se distancia de cualquier sentimentalismo con la posición de la cámara y las largas secuencias, pero esto no hace sino dar mayor realismo y credibilidad a los hechos.

 Thierry Taugourdeau lleva varios meses en paro. Ha sobrepasado los 50 años. Casado, tiene un hijo (Matthieu) con parálisis cerebral. Su dignidad le lleva a salvaguardar lo esencial: su vivienda y las ayudas necesarias para que Matthieu pueda seguir estudiando. Acaba encontrando un trabajo de menor cualificación como vigilante de seguridad en un supermercado en otra ciudad. Pero entonces surge un dilema moral.

"La loi du marché" (2015). Stéphane Brizé
Vincent Lindon (Thierry Taugourdeau)

"La loi du marché" (2015). Stéphane Brizé
Vincent Lindon (Thierry Taugourdeau)

 Este largometraje de bajo presupuesto, a la manera del cinéma verité documental, con actores no profesionales -salvando a Lindon-, pronto gana la atención y la emoción del espectador. Su valor estético se aúna a su compromiso político. Su radicalidad es estética y política: la cámara describe los hechos de cerca pero sin invadir el espacio íntimo, y los hechos son tan reales y conocidos que no necesitan los subrayados sensibleros tan propios del cine comercial norteamericano.

"La loi du marché" (2015). Stéphane Brizé
Affiche

La loi du marché 
Año: 2015
Duración: 92 minutos
País: 
Francia 

Stéphane Brizé (1966)

Director: Stéphane Brizé
Guión: Stéphane Brizé, Olivier Gorce
Fotografía: Eric Dumont
Intérpretes:
Vincent Lindon, Yves Ory, Karine De Mirbeck, Matthieu Schaller, Xavier Mathieu, Noël Mairot, Catherine Saint- Bonnet, Roland Thomin
Productora: Arte France Cinéma / Nord-Ouest Productions
Género: Drama | Trabajo/empleo


Sinopsis:
Después de 20 meses en el paro, Thierry, un hombre de 51 años, encuentra un nuevo trabajo, pero pronto tendrá que enfrentarse a un dilema moral: ¿puede aceptar cualquier cosa con tal de conservar su trabajo? (FILMAFFINITY)


Publicar un comentario