martes, 21 de febrero de 2017

El invisible cortometraje español - Paco Huesca García. Director de Cinemateca de Alicante y del Festival de Cine de Elche


El invisible cortometraje español

Paco Huesca García
Director de Cinemateca de Alicante y del Festival de Cine de Elche





"Aquel no era yo" (2012). Esteban Crespo
Cortometraje español seleccionado para los Oscar 2014


 Decir que el corto tiene poca visibilidad no es descubrir nada nuevo. Gracias a su calidad y trascendencia es más demandado, pero está desaprovechado. Falla y mucho cierta ignorancia del público genérico, muchas veces desconoce incluso que existe a nivel profesional. No cabe ninguna duda que la mayor ventana que tienen los cortos son los festivales esparcidos a lo largo de toda la geografía española, y en ocasiones con mucha imaginación y poco dinero. Por ejemplo del Festival Internacional de Cine Independiente de Elche salieron cineastas como Álex de la Iglesia, Alejandro Amenábar e Icíar Bollaín. Y eso es un dato que no debemos pasar por alto. En estos momentos ver cortos es muy complicado. Tiene insuficientes espacios de exhibición.


 La Ley establece desde 1986 la obligatoriedad de la proyección de cortos antes de los largos en las salas. Sin embargo, desde hace años este espacio está colonizado por trailers y anuncios. Hay voces dispares al respecto. Unos dicen que aplicar la normativa ayudaría, pero tampoco creen que es la clave. Esas argumentan, al salir el corto del circuito comercial, el corto disparó su creatividad y asumió mas riesgos. Es una opinión muy respetable que no comparto.

 Hay proyecciones en la Filmoteca Española, y como ya hemos apuntado, en los muchos festivales de cortos esparcidos por toda España. En nuestra Comunidad es donde mas festivales de cortos existen pero no podemos verlos en ningún cine. Pero no todas las personas pueden acceder a estos eventos culturales. Hoy en día casi todos los cortos están conectados a Internet. Algunas televisiones también emiten cortos. No es suficiente. La falta de ayuda pública es otra queja del sector. Una vez más deberíamos mirar a Francia para este tipo de cosas. Quizá el tema del corto sea una asignatura pendiente. Pero los cortos se conciben para proyectarlos delante de un largo. Mientras tanto sería tan complicado cumplir simplemente la Ley. Igual un español puede ganar el Oscar al mejor corto...



Publicar un comentario