sábado, 22 de octubre de 2016

Discurso a los alumnos en defensa de la ética - Francisco Huertas Hernández - ¡Sintonízate, que estás fuera de onda!




¡SINTONÍZATE, QUE ESTÁS FUERA DE ONDA!
Discurso a los alumnos en defensa de la ética

Francisco Huertas Hernández





"A Man for All Seasons" (1966). Fred Zinnemann
Paul Scofield as Sir Thomas More
British Film. The film and play both depict the final years of Sir Thomas More, the 16th-century Lord Chancellor of England 


 Si fueseis una emisora de radio os pedirían que estuvieseis sintonizados en la frecuencia correcta. Si fueseis una lavadora, en el programa adecuado. Si fueseis cometas volando en la planicie os pedirían altura y dirección. Y a vosotros, que sois personas, ¿qué se os pide?


Protesta de personas detenidas en Centro de Internamiento de Extranjeros. Aluche. Madrid. Octubre 2016
Una muestra repugnante de vulneración de los derechos humanos
Artículo 1:
"Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros"
Artículo 2:
"Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.
Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía
(Declaración Universal de los Derechos Humanos)


 Se os pide la frecuencia, el programa, la altura y la dirección que sólo los seres racionales y dotados de sentimientos fraternales pueden tener: ÉTICA.

 La ética es la frecuencia correcta en la que sintonizar nuestros deseos, preferencias, proyectos y acciones. Es el programa que permite lavar nuestros trapos sucios y dejar la colada blanca y reluciente, un programa de valores y normas de conducta que respetan los derechos de los demás, y consideran al prójimo sólo una extensión de nosotros mismos, en un acto de unidad fraternal. La ética es nuestra altura de miras: sólo vemos aquello que somos, aquello que queremos ser, en nuestro respeto a la dignidad y la libertad de los demás. 


"Las Cartas de Alou" (1990). Montxo Armendáriz


 Como dijo el gran poeta Fernando Pessoa no somos del tamaño de nuestra estatura, somos del tamaño de lo que vemos. Y no olvidéis que vuestra visión es la altura de vuestra alma, guiada por el amor y la razón. Y, finalmente, la ética es la dirección de vuestra vida: a ninguna parte se dirige vuestra vida si no sigue la senda de la razón y el amor. La razón nos eleva por encima de los animales, nos aleja del instinto, nos propone metas y vínculos colectivos de convivencia y paz. Sólo la razón nos aleja de la barbarie. Y el amor, es el impulso y la energía que nos mantiene unidos, en una hermandad de hombres y mujeres, que pueden estar juntos, más allá de sus legítimas diferencias de carácter, intereses y facultades.

 No son palabras nuevas, sólo son palabras justas. Porque la justicia -que es tan joven- nace ya en el corazón de todos vosotros cada vez que os rebeláis contra la humillación, la desigualdad y la opresión. Los griegos nos enseñaron esto, y todos los que vinieron después, pero de nada sirve si no izáis en vuestro espíritu racional y rebosante de amor la bandera de la ética.

 ¡Sed justos aún en la injusticia, sed amorosos aún en el odio, pero, ante todo, sed leales a vuestros principios morales, que han de poder ser tan vuestros como de todos!



Francisco Huertas Hernández
4 de febrero de 2013


Publicar un comentario