lunes, 9 de mayo de 2016

"Yo, acomodador" (2005). Alex Rey - Cortometraje - Francisco Huertas Hernández, Inmaculada Arriero Doblado. Alicante (España)



"Yo, acomodador" (2005). Alex Rey
Cortometraje 

Francisco Huertas Hernández
Inmaculada Arriero Doblado
Alicante (España)





"Yo, acomodador" (2005). Alex Rey
Cartel Cortometraje



 "Yo, acomodador" es un cortometraje del director alicantino Alex Rey. Hemos podido verlo en el espacio "La noche en corto" de Gonzalo Eulogio y Augusto Francisco González, en Información TV


"Yo, acomodador" (2005). Alex Rey
Cortometraje. Actor: Francisco Climent



 "Yo, acomodador" es una obra con apariencia documental, casi cámara oculta, donde un trabajador de unos multicines de centro comercial ofrece una entrevista contando su día a día. La cámara sigue a este actor, que interpreta con un naturalismo que nos hace dudar de la ficción, en sus quehaceres laborales que se alternan con imágenes en las que aparece sentado en una butaca del cine.


"Yo, acomodador" (2005). Alex Rey
Cortometraje. Definición de estrés


 La película está rodada en vídeo SuperVHS, y se habla en ella de pesetas. Ese aire "retro" encaja perfectamente con el efecto de climax anabático: el estrés que sufre nuestro héroe se transmite al espectador en forma creciente, tanto de palabra como en imágenes.


"Yo, acomodador" (2005). Alex Rey
Cortometraje. El acomodador confiesa su estrés a cámara


 La idea de partida es muy sencilla: denunciar la explotación laboral de un trabajador que debe encargarse de la tarea que deberían hacer varias personas a lo largo de varias sesiones de cine: vender las entradas, abrir las salas, limpiarlas, comprobar que la proyección funciona, contar las entradas vendidas, y repetir esto una y otra vez, sin apenas descanso.


"Yo, acomodador" (2005). Alex Rey
Cortometraje. El acomodador confiesa su estrés a cámara


 Este cortometraje es tan bueno porque trasmite un realismo casi voyeur y tiene un aire de crítica social tan necesario hoy. La empresa donde se rodó el vídeo era Ábaco, en San Vicente, que hoy ya no opera esas salas, pero la explotación laboral no será distinta. Si el patrón es codicioso, el espectador es sucio. Entre ambos, el falso acomodador -porque lo único que no hace es guiar al espectador con una linterna por el pasillo hasta su butaca- va de la Ceca para la Meca sin tiempo ni de tomarse un bocadillo. Lo gracioso del asunto es que este acomodador está incómodo, y eso provoca nuestra sonrisa.


"Yo, acomodador" (2005). Alex Rey
Cortometraje. Animación donde se cuenta el proceso de la exhibición de películas


 El único actor de la película -Francisco Climent- borda su papel, el de un hombre alienado cuya vida se aleja de la magia del cine, porque éste, desde dentro, o sea, desde la perspectiva de una empresa exhibidora no es más que un negocio que fagocita al trabajador despojándole de su esencia: ni siquiera ya tendrá ganas de ver cine al dejar el trabajo. Con humor, el director y el actor nos llevan a la conclusión de que lo mejor que puede pasarle al cine es que la piratería se lo lleve por delante.

 Os recomendamos que veáis este cortometraje. El cine que aún puede reírse de sí mismo.





Publicar un comentario