lunes, 4 de abril de 2016

¿Cómo diferenciar una buena película de una mala? How do you differentiate between a good and a bad movie? - Francisco Huertas Hernández Alicante (Spain)




¿Cómo diferenciar una buena película de una mala?
How do you differentiate between a good and a bad movie?

Francisco Huertas Hernández
Alicante (Spain)



"Humshakals" (2014). Sajid Khan
One of the worst movies of all times
"A Bollywood comedy film directed by Sajid Khan, Humshakals featured Indian actors Saif Ali Khan, Ram Kapoor and Riteish Deshmukh. Mihir Fadnavis wrote in his Firstpost review, ".. sexual tomfoolery, shrieking and hamming aside, there's much more to hate about this ‘family movie’" (Wikipedia)


 Una pregunta que cualquier ser humano debería hacerse es: ¿cómo diferenciar lo bueno de lo malo? Es una pregunta axiológica (lo referido al estudio de los valores, y lo bueno, o el bien, es el valor principal de la vida humana)




Diagram of Aesthetic Values
Philosophies of Art and Beauty


 Platón escribió que existe el Bien como algo real, objetivo, independiente del ser humano, y, por tanto, inmutable y eterno. Y este Bien absoluto puede ser conocido y orienta la conducta humana.
 Pero para el filósofo griego del que hablamos el Bien coincide con la Belleza. Los griegos creían en el ideal de la "kalokagathia" (καλοκαγαθία), donde καλός ("bello") y ἀγαθός ("bueno"). Nosotros también de manera natural tendemos a pensar que lo bueno y lo bello se identifican.




Policleto: "Doríforo". Escultor griego
Canon de belleza: medida del cuerpo= 7 cabezas. Armonía como proporción entre las partes y el todo


 Así que en el terreno estético (lo referido al estudio filosófico de la belleza y el arte) decimos que una buena película es una bella película, un buen cuadro es un cuadro bello, y una buena sinfonía es una bella sinfonía. La identificación de lo bueno con lo bello pasa por usar la acepción de "bien hecho formalmente", "bien construido" al referirnos a lo bueno, soslayando algo el sentido moral (bueno como virtuoso, justo)


Film Form: Repetition and Variation, Story Lines, Character Traits


 Llegamos ya a nuestra pregunta: ¿Cómo podemos distinguir una buena película de una mala? Es una cuestión muy difícil y que se atiene, aunque no lo sepamos, a teorías metafísicas subyacentes.

 Ahí va una posible explicación sencilla:

 1- Teoría metafísica realista: lo real es objetivo, independiente de la mente humana, y podemos conocerlo, sentirlo, recordarlo. Los valores son reales (lo bueno, lo bello), porque son propiedades de las cosas, o, incluso, en el caso platónico, son trascendentes a las cosas (es decir, existen por encima de éstas)

 Una película es buena si lo es en la realidad. Nuestra mente, nuestra sensibilidad e inteligencia son capaces de identificar esa propiedad de la belleza de un filme. No es algo subjetivo, es objetivo (depende de la película y no de nuestros gustos, modas, estado de ánimo) Aquí se puede identificar la propiedad de la belleza con la forma. Es decir con ciertas características de simetría, armonía, sencillez, estructura cerrada. Pero también con la profundidad psicológica en la construcción de los personajes, que son muy reales, reconocibles; y con la descripción naturalista de los ambientes. 
 El cine neorrealista italiano que se hizo tras la segunda guerra mundial (Rossellini, De Sica) es un ejemplo de esta estética realista, donde la belleza consiste en reflejar la realidad tal como es, aunque eso signifique mostrar la pobreza y el sufrimiento.


"Ladri di biciclette" (1948). Vittorio de Sica
La película neorrealista más famosa


  Por tanto, una buena película (bella) será aquella que sea lo más real posible. Así el cine pasaría a dar mucha importancia al aspecto documental, y al reflejo social de una época.
 Pero también sería algo real (y por tanto bello) un filme cuya "forma" o estructura esté "bien" hecha: coherente, las partes sometidas al todo o idea principal, un buen uso de la cámara, el encuadre, la fotografía, la música, y, cómo no, una buena interpretación sobre un buen guión.

 Desde esta concepción "realista" da igual si nos interesan los temas de la película, o si nos cae bien el actor. El valor de la película es independiente de nuestros gustos, de las modas.  

 2- Teoría metafísica idealista: lo real es subjetivo, depende de la mente humana. Las propiedades de las cosas son proyecciones de nuestra sensibilidad, inteligencia, época social. Esto también pasa con la belleza. Aunque Kant (filósofo idealista) no diría esto exactamente. Si que hay acuerdo en señalar que lo bello no depende de las cosas.

 En su formulación más radical el idealismo lleva al relativismo y el escepticismo. El relativismo dice que el conocimiento humano depende de factores como la época, la sociedad, y, por tanto, es variable, no permanece. El escepticismo no considera que pueda alcanzarse algún conocimiento, y está sometido a una duda permanente.

 Referido a cómo distinguir una buena película, los relativistas, los escépticos, los idealistas nos dicen que "para gustos, los colores", y que "nada es verdad ni mentira, todo depende del color del cristal con que se mira". O sea que no hay un criterio objetivo para diferenciar lo bello de lo feo, ni en el cine ni en la moral, ni en nada. Entramos en cuestiones de gustos y de modas que son tan variables, efímeros y superficiales, que lo que hoy nos parece bueno porque nos gusta y está de moda, mañana no nos gustará porque estará pasado de moda. 


"Sátántangó" (1994). Béla Tarr
Una película que dura 7 horas y 12 minutos, filmada en blanco y negro, y donde apenas se habla, por el húngaro Béla Tarr, y considerada por la crítica como una de las mejores películas de la historia del cine


 Los idealistas insisten mucho en que nosotros "proyectamos" nuestros valores, emociones y creencias en aquello que conocemos. Hay dos ramas principales de este relativismo idealista:

 a) el relativismo psicologista: sólo nos gusta aquello que coincide con nuestro carácter, nuestra vida, intereses, preferencias. Entender (y disfrutar) una obra (una película, por ejemplo) supone entender al autor de la misma previamente, pero esto sólo es posible porque nosotros nos identificamos con él, "proyectando" nuestro modo de ser en la obra (película). Según esto no nos pueden gustar películas que no coincidan con nuestro mundo psicológico y vital

 b) el relativismo sociologista: lo que nos gusta en una película es lo que hemos aprendido en la cultura, la sociedad en la que vivimos, en nuestro grupo social, en nuestra época. Por eso los gustos varían de acuerdo con las edades, la clase social, la época, la sociedad. Es todo relativo. ¿Cómo van a gustarle las películas de tema religioso cristiano a un hinduista? La moda es la expresión de la imposición de la sociedad sobre el individuo, y el distinguir si algo es bueno es sólo saber si está de moda. Lo que tiene éxito es bueno. El arte se convierte en arte de masas. El gusto lo dicta el éxito. Las creencias, los valores sociales en que hemos crecido y que no dependen de nosotros, son como unas gafas que nos impiden ver las cosas de otra manera.


"Avatar" (2009). James Cameron
La película más taquillera de la historia. Su recaudación mundial llega a $2.787.965.087


 Resumiendo, para los realistas existe un CRITERIO ESTÉTICO para diferenciar lo que es bello objetivamente (sea la forma, sea el contenido documental casi). Por eso "Vertigo", "El Padrino", "2001, una odisea del espacio", "La dolce vita", "Los 400 golpes" o "Con faldas y a lo loco" son "clásicos" del cine, porque su valor no depende de gustos ni de modas

 Pero para los idealistas, en su versión relativista, sólo hay películas que nos agradan (no buenas o bellas en sí), o sea que nos gustan. Pero estos gustos están condicionados por nuestro carácter y experiencias vitales (psicologismo) y por las modas y creencias sociales (sociologismo). Así que no hay criterio objetivo. A unos les gusta algo y a otros no, y no pasa nada. Un escepticismo estético se impone: no hay "clásicos" del cine, sólo algunas películas que gustan más (mayoría social en una época determinada y un lugar), pero, que, con el tiempo, cambiarán. 

 Un director debe tener sentido de la forma, de la medida y elevación poética.
 La forma cinematográfica es ritmo y fluir temporal.
 La medida armoniza las desigualdades expresivas, espaciales y dramáticas.
 La elevación poética -visual y sonora, en el cine- es imposible de definir, pero es la que poseen los maestros del cine, y es la que desencadena lo que Aristóteles llamó "catarsis", la emoción del espectador manifestada en arrobo, lágrimas y risa; en definitiva, la que revela un mundo mejor -aún mostrando lo malo de la vida- transido por la belleza, la verdad y el bien


 Y a pesar de esto: ¿cómo diferenciar una buena de una mala película?
 PARTICIPAD EN NUESTRA BÚSQUEDA



*****

Comentarios de nuestros lectores:


- Santamaria Lucie: "Me atrevo a decir que me gusta Mister Bean...? Jajaja"


"Bean" (1997). Mel Smith

- Eboli Smith: "Depende en gustos. Peor película de todos los tiempos: Titanic. Un exito espectacular de taquilla. Horrorosa, para mi. Buena película: una que se recuerda con gusto, después de siglos, por ejemplo: Las Campanas de Santa Maria (Bing Crosby, Ingrid Bergman) (The Bells of St. Mary)... ¿Quién recuerda esta última? No muchos"


"Titanic" (1997). James Cameron

"The Bells of St. Mary's" (1945). Leo McCarey

- Álvaro Copete: "¿Hasta qué punto los clásicos del cine no están influenciados por grupos sociales cinéfilos?
 De este modo, si el realismo estético existiera una persona cualquiera podría ver Los 400 golpes o cualquier película de la Nouvelle Vague y gustarle, cuando lo más probable es que se duerma.
 Me gustaría creer en una objetividad estética pero la sociedad no me lo pone nada fácil" 


- Bren Knoller: "By the directors and playwriters, said Bette Davis. If you have a good playwriter and a good director you have a good film"

- Eboli Smith: "No hay modo, en mi opinión. Depende del gusto del espectador. Hay películas galardonadas como el regalo de Dios al cine que han sido un fracaso total de taquilla y otras criticadas como bodrios y que el público ha adorado. También es verdad que mucha gente ni se molesta en leer críticas, y cuéntame a mi en el grupo (de Facebook). Los críticos, también en mi opinión, son sibaritas y les encanta buscar cinco pies al gato, aun cuando el pobre solo tenga tres"

- Julián Martínez Gomis: "¿Te gusta, te encanta y sacas algo de ella? Para ti es buena. ¿Te aburre, te cansa y quieres apagar e irte? Para ti es mala"

- Pilar García Cuervo: "¡¡¡Bravo Lucie Santamaria porque te guste Mr. Bean!!! A mí no, pero me encanta la gente que no se deja alinear por la cabeza pensante de las masas. ¡¡A mí me encanta French Kiss con Meg Ryan y Kevin Kline!!"

"French Kiss" (1995). Lawrence Kasdan



Publicar un comentario