martes, 5 de enero de 2016

"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil - Fábula circense - Francisco Huertas Hernández. Alicante (España)





"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil

Fábula circense

Francisco Huertas Hernández
Alicante (España)




"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil

 Basada en una novela de José María Pemán (poeta franquista que puso letra a la Marcha Real, adoptada como Himno de España por el bando sedicioso en la Guerra Civil), y dirigida por Rafael Gil, "El fantasma y Doña Juanita" es una hermosa fábula sobre el triunfo del amor más allá de lo real y sus máscaras.


"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil
Trailer


 Televisión Española (¿y quién si no?) ha recuperado esta joya poética del director madrileño que firmó "El hombre que se quiso matar", "Eloísa está debajo de un almendro", "El clavo" o "La guerra de Dios".

 Esta película se rodó entre el 4 de noviembre de 1944 y el 31 de marzo de 1945 en Alcalá de Henares (Madrid). Gil trabajó con su equipo, aunque en esta ocasión Michel Kélber sustituyó a Alfredo Fraile en la fotografía. 


"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil


 El tono poético del filme era deliberado, máxime cuando la ambientación en un circo podía derivar hacia la caricatura. En el diario Las Provincias (4 junio 1944) el propio Gil comentaba:
Voy a cuidar mucho la nota poética, pero el ambiente y los tipos secundarios se prestan mucho a la caricatura; pondré en ellos mucho cuidado”.

 En una entrevista concedida a Antonio Gregori, recogida en su libro "El cine español según sus directores", Rafael Gil declaraba sobre esta película: 
 "Aunque ninguna mía me gusta al cien por cien, creo que ésta es de la que mayor número de metros me gustan. También se basaba en una de mis primeras lecturas"

 La historia de Doña Juanita, una mujer mayor que narra la historia de un fantasmagórico amor que tuvo en su juventud con quien decía ser contable de un circo. Doña Juanita trata de avisar así a su sobrina para que no ceda a una boda por interés.
 El grueso de la película es el flashback de la historia de Juanita y Tony, el payaso que ocultó su condición pobre y triste para soñar un amor con la hija del boticario.


"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil
Una producción Cifesa declarada de interés nacional
Cartel del Cine "Rialto". ¿Madrid?


 El deseo es el fantasma que recorre esta historia situada en una pequeña ciudad castellana a principios de siglo XX. Los hombres, reunidos en torno a una mesa, gustan de contar sucesos en el límite de lo que la iglesia -representada por el cura Don Elpidio- pudiera tolerar. Y la desaparición de Tony es el fantasma que, desde entonces, hará vivir un sueño imposible a la solterona Juanita.

"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil
Final de la película: la sobrina (Mary Delgado), José (Antonio Casal) y la tía Doña Juanita (Camino Garrigós)


 Rafael Gil estaba dotado para crear ambientes ensoñadores, y en esta ocasión, otra obra literaria le dio pie a levantar ese circo en mitad de la villa, del paseo arriba y abajo entre casas blasonadas, ese circo en el que conviven animales y hombres y mujeres ambulantes. La presencia del mono es tan fundamental como la del anhelo del fracasado payaso Tony, que a nadie hace gracia con su voz desfigurada y su cara pintada. El simio imita a los humanos en lo que éstos tienen de grotesco, recordando su común origen.

 Son bellísimas todas las imágenes de la cinta desde el plano de la escultura del jardín de Doña Juanita hasta el cortejo del entierro del anónimo payaso en un carro desvencijado, que Juanita contempla desde la ventana no queriendo desvelar la identidad de su amado misterioso, pese a las pruebas acumuladas. Corolario perfecto para una ideología del ocultamiento de lo real (la lucha de clases, el poder del deseo), el aparato del nacionalcatolicismo al que Pemán y Gil pertenecían.


"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil
Programa de mano de Cifesa. Interior 


 Las fuentes cinematográficas de esta película son: "Maytime" ("Primavera") (1937), de Robert Z. Leonard, un musical con Jeanette MacDonald, Nelson Eddy y John Barrymore. En este largometraje una anciana cantante de ópera (Jeanette MacDonald) recuerda a una jovencita su amor frustrado por un joven barítono mucho tiempo atrás. 
Un amor truncado por la desgracia, que, será revivido oníricamente mientras suena "Will you remember" -los espíritus juveniles de los personajes de Jeannette MacDonald y Nelson Eddy pasean por entre los almendros en flor mientras llueven pétalos del cielo- y el amor triunfa finalmente.

 "Three Comrades" ("Tres camaradas") (1938) de Frank Borzage, con Robert Taylor, Margaret Sullavan, Franchot Tone y Robert Young, es una muestra de cine poético, que, al igual que "Peter Ibbetson" ("Sueño de amor eterno") (1935) de Henry Hathaway, están presentes en el tratamiento poético, aunque dentro del cine de entretenimiento comercial, de los personajes de la cinta de Rafael Gil 

 Otra posible referencia cinematográfica es "The Ghost Goes West" ("El fantasma va al oeste") (1936), película británica de René Clair, con Robert Donat, Jean Parker, Eugene Pallette y Elsa Lanchester, en la que un fantasma centenario acompaña a un castillo escocés que va a ser reconstruido en América. El final de "El fantasma y Doña Juanita" viene a recordar esta cinta inglesa de Clair.


"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil
Don Laureano (padre de Juanita), Juanita (Mary Delgado) y Tony (Antonio Casal) en el concierto 


 Me gustaría citar la interpretación delicada de Antonio Casal como payaso frustrado y romántico soñador de un amor que excede sus posibilidades sociales; la composición magistral de Mary Delgado como Rosita o Juanita joven (por la que recibió el Premio del Círculo de Escritores Cinematográficos como la mejor actriz del año), junto a un gran plantel de secundarios encabezados por Alberto Romea (Don Laureano, padre de Juanita), boticario culto que enseña todas las casas blasonadas de la localidad al payaso que se hacía contable para dignificar su condición. Alberto Romea siempre estará en nuestra retina por sus personajes de maestro quijotesco en "Historias de la radio" de José Luis Sáenz de Heredia, y "Bienvenido Mister Marshall" de Luis García Berlanga.
 También vemos a Juan Espantaleón (Pierre Brochard), dueño del circo; Milagros Leal (Ernestina); Camino Garrigó (Doña Juanita mayor); Juan Calvo (el cura Don Elpidio) que tiene una conmovedora escena con Antonio Casal en el circo; y Pepe Isbert (Don Pancho) en una intervención breve.


"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil
El dueño del circo, Pierre Brochard (Juan Espantaleón)

"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil
Tony, el payaso triste (Antonio Casal) y el dueño del circo, Pierre Brochard (Juan Espantaleón) 

"El fantasma y Doña Juanita" (1945). Rafael Gil
Don Pancho (Pepe Isbert)


 Así quedé prendado de esta película: por su don poético, la historia de un amor que sublimó la imposibilidad social de superar las diferencias de clase en la renuncia y el sacrificio final. El pueblo, crédulo y fantasioso, a falta de realidad, dio en imaginar que los pobres eran "fantasmas". Fantasmas del amor, pero fantasmas.


Título original: "El fantasma y doña Juanita"
Año: 1944
Duración: 64 minutos
País: España
Director: Rafael Gil

Guión: Rafael Gil (Novela: José María Pemán)
Música: Juan Quintero
Fotografía: Michel Kelber 

Intérpretes: 
Antonio Casal, Mary Delgado, Juan Espantaleón, Alberto Romea, Milagros Leal, Camino Garrigó, José Isbert, Juan Calvo, José Prada, Nicolás D. Perchicot, Conrado San Martín

Productora: Cifesa Distribución Cinematográfica, S.A. Género: ComediaDrama | Circo

Resumen:
Ante la posibilidad de que su sobrina abandone a su verdadero amor para contraer un matrimonio de conveniencia, doña Juanita le relata a la joven lo que le sucedió a ella misma hace años cuando se enamoró del supuesto contable de un circo que visitaba la ciudad. En realidad, el joven era un payaso que le ocultó su auténtica personalidad, pero doña Juanita nunca lo supo, y por eso, cuando su amado desapareció tras un incendio en la carpa, se convirtió para ella en un fantasma, en el recuerdo de un amor al que consagró su vida. (FILMAFFINITY)



Bibliografía:

- Antonio Gregori: "El cine español según sus directores". Signo e Imagen. Cátedra. 2009



Publicar un comentario