miércoles, 15 de julio de 2015

XLI Premios Literarios "Kutxa Ciudad de Irún": Novela / Poesía. 2015 - Bases - Recuerdos de Francisco Huertas Hernández: Irún y el cine de José María Zabalza



XLI "Irun Hiriko Kutxa"
Literatura Sariak
Eleberria / Olerkia

XLI Premios Literarios
"Kutxa Ciudad de Irún"
Novela / Poesía

2015


Y unos recuerdos literarios y evocaciones cinematográficas (El cine de José María Zabalza)

Francisco Huertas Hernández





XLI "Irun Hiriko Kutxa"
Literatura Sariak
Eleberria / Olerkia 
2015
Portada


 XLI "Irun Hiriko Kutxa"
Literatura Sariak
Eleberria / Olerkia 
2015
Bases: 1-7


 XLI "Irun Hiriko Kutxa"
Literatura Sariak
Eleberria / Olerkia 
2015
Bases: 7-11




 Yo también fui escritor. Y mandé mi relato "La risa" a este premio. Estábamos en 1991. No gané. ¿Por qué habría de hacerlo?
 No era yo habitual de las ficciones, y, en ésta, la sombra alargada de Jorge Luis Borges se ve incluso atardecido.



Escudo de la ciudad de Irún


Los tres puentes internacionales
Irún (Guipúzcoa)
Postal antigua
Edición Valverde


 Irún es una ciudad de evocaciones lejanas en mi imaginación. Algún pariente desconocido que llegó a ser algo en el ajedrez -Ricardo Alvárez Cela, primo de mi madre-; la voz milagrosa de Luis Mariano, que tanto gustaba a mi padre; y un horizonte ferroviario de una localidad fronteriza por donde se llegaba a Francia. Pero, sobre todo, Irún olía a recuerdo bélico de la Guerra Civil -su incendio, su caída en manos de las tropas franquistas-.


Ayuntamiento
Irún (Guipúzcoa) 
Años 30


Irún tras un bombardeo fascista
Guerra Civil Española
1936


Irún. Estación de tren. 
Tren de Doble tracción de siete mil doscientas 
(Foto: Schnabel/Museo Vasco del Ferrocarril)


Cartel
Programa de actividades
100 años del nacimiento de Luis Mariano
2014
Irún

Estatua de Luis Mariano
Mariano Eusebio González (Luis Mariano) (1914–1970): cantante de fama internacional, especialmente en Francia, donde realizó la mayor parte de su carrera musical
"Yo he nacido en un país maravilloso que se llama el País Vasco. Dicen que nací allí por azar... y es casi cierto. Por entonces, mis padres vivían en Burdeos, pero mi madre quiso en el último momento que su hijo naciera en Irún, en la misma casa donde ella vio la luz. Tuvo el tiempo justo en llegar"
Jardines de Luis Mariano
Irún


Los ajedrecistas Ramón Gamonal Michelena y el primo de mi madre Ricardo Alvárez Cela (a la derecha)
"Ricardo Álvarez Cela murió el 17 de junio de 2011, por problemas respiratorios en el Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda (Madrid). Tenía 84 años.
   Respirando los aires de Villalba prolongó su jubilación hasta esta fecha con su mujer Concha, maestra en esta localidad madrileña, también jubilada y muerta unos meses antes de su marido. Era gallega, de Foz. Ricardo, de La Bañeza (León). Su casa de la Sierra de Madrid llena de libros sin quejas de esposa y café para los ajedrecistas.
   Ricardo coleccionaba libros de ajedrez y era un experto, sobre todo de torneos de los que escribía en revistas de ajedrez como JAQUE, la famosa publicación de José María González y los hermanos Gallach Pérez ahora, y no olvidamos su contribución y ayuda a JAQUE ESPAÑOL y TREBEJOS, “su revista y la nuestra” de los años setenta del pasado siglo. Trebejos era suya y de Eceizabarrena"

He de añadir que mi abuela Piedad hablaba a veces de este sobrino de Irún, al que yo descubrí leyendo la revista "Jaque". Fue autor de libros de ajedrez.


Ricardo Alvárez Cela y Luis Eceizabarrena Gaba"Lake Hopatcong 1926"
Prólogo de Ramón Rey Ardid
 Editorial Ricardo Aguilera
 Madrid. 1973



 Irún también tiene su vertiente cinematográfica


Exposición "José María Zabalza. Un irunés apasionado por el cine"
Del 2 de marzo al 22 de abril de 2012
Amaia Kultur Zentroa
Irun (Gipuzkoa)


 José María Zabalza Errazquin (Irún, 1928 - Madrid, 1985) fue un director irundarra que murió «prácticamente en la indigencia y absolutamente olvidado por el mundo del cine».
 Rodó un total de 21 largometrajes. Muchos de ellos en Irún y su comarca



Exposición "José María Zabalza. Un irunés apasionado por el cine"
Del 2 de marzo al 22 de abril de 2012
Amaia Kultur Zentroa
Irun (Gipuzkoa)



  
 "Julieta engaña a Romeo" (1965) tuvo bastantes localizaciones en Irún y dio origen a la productora Uranzu Films, fundada junto al irunés Carlos Serrano



 "Julieta engaña a Romeo" (1965). José María Zabalza


 "Yo no soy un asesino" (1963) fue rodada casi íntegramente en Hondarribia



"Yo no soy un asesino" (1963). José María Zabalza



 "Camerino sin biombo" está ambientada en Donostia e Irun, recuerda Gurutz Albisu



"Camerino sin Biombo" (1967). José María Zabalza


 Aunque no siempre los escenarios de la comarca del Bajo Bidasoa son los más propicios para recrear lugares como Chicago. Esto ocurrió en "Homicidios en Chicago", que "fue rodada en Irun pero pretendía estar ambientada en el Chicago de la Ley Seca. ¿El resultado? «Un despropósito», resume Albisu. Algo más que probable si nos ceñimos a criterios técnicos, pero sin duda puede resultar curioso y entrañable para los irundarras ver el paseo Colón de los 60 pretendiendo ser el Chicago de los años 30".



"Homicidios en Chicago" (1969). José María Zabalza



 "En sus películas, Zabalza contó con la participación de actores como José Luis López Vázquez, Tony Leblanc, Gracita Morales... Lo que ocasionó que muchos de ellos rodasen en Irun. Por ejemplo, en la exposición del Amaia es posible ver una fotografía de Lina Morgan interpretando una escena en el parque Sargía"

 "José María Zabalza obtuvo el único premio de su carrera por un documental «muy interesante». El mismo tiene como tema el Aberri Eguna del año 1978, el primero legalizado tras la muerte de Franco. El irunés rodó este documental junto a Juan Antonio Bazo, Mikel Aldalur, Iñaki Aizpuru y Rafael Eguiguren".

 En 1983 filmó "Al oeste del Río Grande" -un western-, y "La de Troya en El Palmar", parodia sobre el "Papa" de la secta de este pueblo sevillano.



"Al oeste del Río Grande" (1983). José María Zabalza

"La de Troya en El Palmar" (1983). José María Zabalza



 José María Zabalza murió en Madrid en 1985, arruinado y olvidado, "como el punto a final a una tragedia bohemia que ahora suma un epílogo de recuerdo en forma de exposición. 'José María Zabalza: un irunés apasionado por el cine' podrá visitarse hasta el 22 de abril de 2012"
  




 Bibliografía:

http://www.diariovasco.com/v/20120304/bidasoa/olvido-recuerdo-director-bohemio-20120304.html


 Éste es el comienzo de mi cuento "La Risa" ("Irria", en euskera) (1991):

 ""No obstante, no conviene que los guardianes sean gente pronta para reírse, ya que, por lo común, cuando alguien se abandona a una risa violenta, esto provoca, a su vez, una reacción violenta.
- Me parece que sí.
- Por consiguiente, es inaceptable que se
presente a hombres de valía dominados por la risa,
y mucho menos si se trata de dioses.
- Por cierto.
- En tal caso, tampoco aceptaremos a Homero
cosas como éstas acerca de los dioses:
y una risa interminable brotó entre los dioses bienaventurados,
cuando vieron a Hefesto moverse presurosamente por toda la casa"
                                              
Platón. REPÚBLICA, III. 389 a-b





Muchos días ha que conjeturaba lo que Gracián habría querido sugerir en "El Criticón": "esa vulgaridad del reír quédese para la necia boca, que es la que mucho yerra". Conturbado por no haber leído "La Risa" de Henri Bergson y por ignorar lo que Aristóteles sentenció sobre el tema, lo único cierto era el conciso y terrible aforismo que descubrí hace años: "La risa es la máscara de la muerte" y la vehemente sospecha de que risa y muerte eran una misma cosa.

La primavera inundaba de cegadora luz el cielo y salí de casa a departir un rato con un antiguo conocido al cual detestaba - y que sentía lo mismo por mí -, pero al que me unía nuestro común interés por lo hermético y la poligrafía.

- He creído que Baltasar Gracián no fue hombre de risas - comenté reclinado en una mecedora. Mi interlocutor guardaba silencio y fumaba.
- ¿Cómo iba a ser jocoso siendo jesuita? - preguntó tras unos minutos.
- No es eso lo que me importa. Sospecho que él veía en la risa algo demoníaco, un ardid que condena irremisiblemente al hombre - me incorporé y le miré fijamente: estaba envuelto en humo, tras el cual sólo se reflejaban los destellos del sol en sus gafas.
- Mire, - me dijo - yo podría contarle algo sobre el poder maléfico de la risa. Algo ocurrido hace unos años y que me refirió un sacerdote durante una travesía por el Atlántico. ¿Le interesa? - su voz resonaba clara y firme en la estancia ardientemente iluminada.
- Cuénteme esa historia, si es tan amable.
Hacía calor, mi interlocutor se levantó, se quitó la chaqueta y abrió la ventana. Tiró el cigarrillo y se sentó en un butacón de terciopelo jaspeado.

- El Padre Unzúe - dijo - que, por cierto, no era jesuita ... Sí, le recuerdo como si le estuviera viendo ahora mismo: era hombre alto, de aspecto cansado y mirada lejana. Le encontré en cubierta leyendo "Contra los Cristianos" de Porfirio. Quedé muy asombrado y le pregunté si no era libro prohibido aquél. Así se inició nuestra relación. Aunque lacónico era hombre de conversación profunda. Al cabo de un rato me contó la historia que Ud. me ha encarecido le relate".


Francisco Huertas Hernández: "La Risa" ("Irria"). Cuento filosófico. 1991



 Con él participé en los Premios "Ciudad de Irún" de dicho año. Hasta 1996 no publiqué mi primer libro: "Entre la filatelia y la halterofilia" (Diario de Oviedo)




Publicar un comentario