martes, 16 de junio de 2015

Cine-Club "Chaplin" Alicante (1) - Francisco Huertas Hernández



Cine-Club "Chaplin"
Alicante

(1)

Francisco Huertas Hernández



Cine-Club "Chaplin"
I Sesión
"Rocco y sus hermanos" 
de Luchino Visconti
Instituto de Enseñanza Media "Jorge Juan"
Alicante, 30 de enero de 1966
Imagen: "Canelobre" 35-36 "Alicante, 100 años de cine"



 Un 30 de enero de 1966, domingo, iniciaba su andadura -o deberíamos decir: "su vuelo", ya que el cine se transmite a través del aire- el Cine-Club "Chaplin" en la ciudad de Alicante.


Instituto de Enseñanza Media "Jorge Juan"
Visto desde General Marvá
Alicante
Foto antigua
Aquí comenzó el Cine-Club "Chaplin"
https://commons.wikimedia.org/wiki/File:JorgeJuan.png#/media/File:JorgeJuan.png



 En el mundo no pasaba gran cosa ese día: en París había acuerdo en la Conferencia del Mercado Común, con un documento redactado por ministros de seis países: Francia, República Federal Alemana, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo e Italia; en Luxemburgo se firma el Compromiso de Luxemburgo, para la utilización del método mayoritario de unanimidad en la CEE; el Papa Paulo VI proponía a las Naciones Unidas que designaran algunos países neutrales para actuar como árbitros en la guerra de Vietnam.


Compromiso de Luxemburgo
29 de enero de 1966


 En España, los periodistas -del régimen- celebraban su patrón, San Francisco de Sales.

 La música pop liderada por Los Beatles seguía propagándose por el planeta, aunque nuevas tendencias como el soul, el sonido Detroit (Tamla Motown) o el folk eléctrico empezaban a despuntar.



Boda de George Harrison (Beatle) y Pattie Boyd (modelo y actriz)
21 de enero de 1966
Epsom register office, Surrey
Reino Unido

Stevie Wonder at the Cumberland Hotel, London, January 1966. 
 The 15-year-old is in the UK to promote his current release, “Uptight (Everything’s Alright),” and to play a number of concert dates.




 Y en cine surgían con fuerza las nuevas cinematografías en Europa del Este, Latinoamérica, la Nouvelle Vague y el cine italiano se consolidaban, y el nuevo año traería clásicos como:
 "Blow Up" (Antonioni, en el Reino Unido), "Il buono, il bruto, il cattivo" (Leone), "Who's afraid of Virginia Woolf?" (Nichols), "Persona" (Bergman), "La caza" (Saura), "Masculin, féminin" (Godard), "Au hasard Balthasar" (Bresson)


"La caza" (1966). Carlos Saura
Ismael Merlo, Alfredo Mayo, José María Prada y Emilio Gutiérrez Caba



 Este Cine-Club tiene sus precedentes en la página "El cine, realidad cultural" escrita por Cecilio Alonso y Francisco Moreno Sáez dentro del Semanario Deportivo "Sureste"
 Comenta Francisco Moreno que ellos estaban más cerca de "Nuestro cine" que de "Film ideal", en la defensa de un cine comprometido con la realidad.


"Nuestro Cine"
Revista. Nº 44
1965
Francesco Rosi. "El momento de la verdad"



 En esa página aparecían críticas de películas que ambos veían en Madrid, donde estudiaban. En cierta ocasión publicaron un artículo sobre Luis Buñuel, lo que motivó una denuncia a Información y Turismo, pues la censura vigilaba sin descanso, y el nombre del director aragonés, tras el escándalo de "Viridiana" estaba prohibido en España.

 Poco a poco, una serie de jóvenes cinéfilos fueron incorporándose a "Sureste": Jaime Lorenzo, Juan de Mata Moncho Aguirre y Antonio Dopazo.



Vista aérea de Alicante
1966
Al fondo, el monte Tossal, donde está situado el Instituto "Jorge Juan"




 De este grupo nacerían el Club de Amigos de la UNESCO y el Cine-Club "Chaplin". Tras algunos esfuerzos se consiguió que el propietario de "Sureste" patrocinase dos o tres sesiones de cine-forum en 1965. Estas sesiones tuvieron lugar en el Salón de Actos del Instituto "Jorge Juan", de enero a mayo, gracias a la amabilidad del entonces director Ángel Casado.

 Allí se proyectaron "Los golfos" de Carlos Saura, "Mr. Arkadin" de Orson Welles, y "Plácido" de Luis García Berlanga.



"Los golfos" (1960). Carlos Saura



 Resultó evidente que había un grupo de personas dispuestas a crear un Cine-Club. Éste tomó cuerpo el 9 de junio de 1965. Hubo largas gestiones para legalizarlo, al igual que el Club de Amigos de la UNESCO, quizás por la actitud del gobernador civil, Felipe Arche Hermosa, notablemente autoritario.


Felipe Arche Hermosa (1909-1987)
Gobernador franquista en Alicante desde 1963





 Paco Hellín fue tesorero desde la primera junta. Su pasado en la cárcel, en los años cuarenta, como preso político, era motivo para que el sr. Arche le vetara.


José María García Escudero: "Vamos a hablar de cine"
Biblioteca Básica Salvat
1970
Libro del que fue Director General de Cinematografía



 El Cine-Club "Chaplin" coincide con el aperturismo promovido por José María García Escudero como Director General de Cinematografía del Ministerio de Información y Turismo. Éste andaba, entonces, promocionando el Nuevo Cine Español, relajando en lo posible la férrea censura.


IES "Jorge Juan"
Alicante
Salón de actos


 Así fueron exhibiéndose esas películas, que el régimen no veía con buenos ojos, en el frío Salón de Actos del Instituto "Jorge Juan":
 "Roma, città aperta" (Rossellini), "Rocco e i suoi fratelli" (Visconti), "Modern Times" (Chaplin), "Muerte de un ciclista" (Bardem), "La grande illusion" (Renoir), "Touch of evil" (Welles), y algunas prestadas por la Filmoteca Española, como "Да здравствует Мексика!" (Эйзенштейн), "Metropolis" (Lang) o "Tierra sin pan" (Buñuel)



Cine-Club "Chaplin"
II Sesión
"Muerte de un ciclista" 
de Juan Antonio Bardem
Premio de la Crítica Internacional de Cannes
Instituto de Enseñanza Media "Jorge Juan"
Alicante, 6 de febrero de 1966
Imagen: "Historia de Alicante". Diario "Información"



"Muerte de un ciclista" (1955). Juan Antonio Bardem
Lucia Bosé y Alberto Closas




 Las películas estaban cortadas y manipuladas, y llevaban una "hoja de censura" para preservar la moralidad y los principios del Movimiento Nacional. Las distribuidoras enviaban cortadas las películas, aunque seguía siendo obligatorio presentar la "hoja de censura" en la Delegación de Información y Turismo.
 El absurdo llevaba a que las películas prestadas por la Filmoteca Española fueran igualmente censuradas, al carecer de dicha "hoja de censura", dado que pertenecían a un organismo del propio Estado. Los burócratas censores no hacían distingos en su afán fiscalizador: por prohibir sólo podían ser premiados, mas por permitir podían ser despedidos.

 Éste es el primer capítulo de la historia del Cine-Club "Chaplin" de Alicante, nacido en años difíciles, en mitad del franquismo, y que durante la segunda mitad del siglo XX permitió ver clásicos del cine y estrenos que nunca llegaron a la cartelera alicantina.



Publicar un comentario