miércoles, 10 de diciembre de 2014

大島 渚, Oshima, cineasta provocador - Paco Huesca García. Alicante




大島 渚, Oshima, el provocador cineasta japonés (1932-2013)




Paco Huesca García

Programador, cinéfilo, empresario cinematográfico y promotor cultural

Alicante (Espagne)





大島 渚



 Nagisa Oshima, el provocador cineasta japonés por excelencia ha muerto a los 80 años. Estudiante de derecho, destacó siempre por su activismo de izquierdas. Al director se relacionará siempre con su obra más controvertida "El imperio de los sentidos" (1976), basada en una historia real en el Japón de 1930 sobre un caso de obsesión sexual fatal. Por sus escenas de sexo el film lo tuvo que terminarlo de rodar en Francia. Todavía en Japón se exhibe con escenas censuradas. La traducción exacta del título japonés sería en español algo así como "Corrida de amor"



"愛のコリーダ" (1976).  大島 渚



 Pero la cinta, escándalo aparte, fue premiada en el Festival de Cannes con el Premio Internacional del Jurado. En España no se estrenó hasta comienzos de la década de los 80, una vez finiquitada la dictadura y en versión original subtitulada, y con ese invento de la transición , la clasificación "S". De eso comentaré alguna anécdota pues me tocó muy cerca.



"L'empire des sens" (1976). Nagisa Oshima





"愛のコリーダ" (1976).  大島 渚


"愛のコリーダ" (1976).  大島 渚



 De su filmografía, no muy extensa, hay que añadir "El imperio de la pasión" (1978); "Feliz Navidad, Mr. Lawrence" en el que reunió a David Bowie, el compositor Ryuichi Sakamoto y el cineasta Takeshi Kitano; "Max, mon amour", escrita junto al colaborador habitual de Luis Buñuel, Jean-Claude Carrière, contando la historia de la esposa de un diplomático, Charlotte Rampling, que se enamora de un chimpancé, mostrándose éste un tanto reservado ante un civilizado "ménage à trois". En ella aparecía una joven Victoria Abril.


"愛の亡霊" ("L'empire de la passion") (1978).  大島 渚





"戦場のメリークリスマス" ("Merry Christmas Mr. Lawrence") (1983).  大島 渚




"Max, mon amour" (1986). Nagisa Oshima



 Su cine fue provocador, sexual e incluso, en ocasiones, con historias casi imposibles, y eso que, algunas, eran reales. Su temática fue: crimen, pasión, sexo y muerte. Su último film lo rodó en 1999 sobre la homosexualidad.




"御法度" ("Gohatto") (1999).  大島 渚




 Curiosamente en el pasado Festival de Cine de San Sebastián se adelantó la noticia que en la próxima edición -este año- habría una retrospectiva del director japonés que reuniría todos sus largos.



大島 渚





 Durante mi etapa en los Astoria tuve la oportunidad de estrenar casi todas sus películas, incluída "El imperio de los sentidos". La película fue clasificada "S", como tantas otras de la época, pero, claro, no se trataba de una Emmanuelle cualquiera, ni uno de esos títulos eróticos casposos de la época.




Era otra cosa: se había hablado mucho, había expectación y mucho morbo sobre la famosa escena final de la amante con "su trofeo", y era un film de autor, y para horror de la mayoría de los alicantinos: en su versión original subtitulada. Eso que algunos llamaban "cine con letreritos".







Cines "Astoria", fundados y dirigidos por Paco Huesca García. Plaza del Carmen. Alicante (España)



 La cinta fue un éxito. Se estrenó durante un verano y a sala llena en sus cuatro sesiones. Recuerdo a uno de mis queridos porteros, Paco Molina. Estaba en la sala 2, donde se estrenó, y le decíamos de broma que se le estaban haciendo los ojos rasgados como los japoneses. Pero los más chocante era cuando hacía mis horas de taquilla y aparecían ciertos señores alicantinos, conocidos, conservadores, de alta cuna, e igual un tanto ávidos de sexo, reprimidos, en suma. Se plantaban delante de la taquilla y miraban los títulos que exhibíamos. Sus ojos estaban en la sala 2, y soltaban: "Es que pasaba por aquí..." (por el Barrio...)  Y de forma como el que no quiere, continuaba: "Pues para esa misma, la de la sala 2". Y eso se repitió muchas veces con nombres y apellidos que, como es lógico, callo porque ya no están entre nosotros. A mí eso me repateaba el estómago. La típica hipocresía y cinismo conocidos. Me daban más bien pena. Pero era lo que había por aquellas épocas no tan lejanas, pero ya pasadas, a Dios gracias.

 Sayonara, Oshima.



大島 渚





Publicar un comentario