miércoles, 20 de agosto de 2014

Programas de mano: "Historia de un corazón" (1951) Julio Bracho


PROGRAMAS DE MANO ANTIGUOS DE PELÍCULAS


(12)


"HISTORIA DE UN CORAZÓN" (1951). Julio Bracho


Propiedad de M. E. Hernández Cela




 Programa de mano troquelado, en forma de corazón, de la película mejicana "Historia de un corazón" (1951), dirigida por Julio Bracho, con la actriz Rosario Granados, reina del melodrama, José María Linares Rivas y Alma Delia Fuentes.

 El estreno en el Cine "Moderno" de La Unión (España) tuvo lugar, como se puede leer en el programa adjunto, el sábado 22 de enero de año indeterminado. Podría pensarse que de 1953, teniendo en cuenta los plazos habituales de la época.












 Esta olvidada película pertenece al género del melodrama, de los que el cine mejicano de los años cuarenta estuvo repleto. 





 Rosario "Charito" Granados fue una gran diva del cine latinoamericano.

 Nacida en Argentina en 1925, y fallecida en Ciudad de México en 1997, trabajó a las órdenes de Luis Buñuel en "El gran Calavera" (1949), y "Una mujer sin amor" (1952), rodó al lado de Arturo de Córdova y María Félix, "La diosa arrodillada" (1947), de Roberto Gavaldón. Sus grandes éxitos llegaron con "El dolor de los hijos" (1947), de Miguel Zacarías, "Inmaculada" (1950), de Julio Bracho, director de esta película que hoy presentamos, "La vida no vale nada" (1954), de Rogelio González.

 El director Julio Bracho (1909-1978), trabajó con las más grandes estrellas del cine mejicano: Dolores del Río, María Félix, Arturo de Córdova, Joaquín Pardavé, Jorge Negrete, Gloria Marín o Ramón Novarro. Entre sus mejores films recordamos: "Historia de un gran amor", "La Vírgen que forjó una patria", "Distinto amanecer", "Paraíso robado", "La ausente", "La cobarde", "La posesión", "La sombra del caudillo", "En busca de un muro" o "Espejismo en la ciudad".








Historia de un corazón
1951
105 min
México
Director: Julio Bracho
Guión: Max Aub, Julio Bracho
Música: Raúl Lavista
Fotografía: Raúl Martínez Solares

Reparto: Rosario Granados, Alberto Carrière, Alma Delia Fuentes, Prudencia Grifell, Beatriz Ramos, José María Linares-Rivas, Mimí Derba, Emperatriz Carbajal, Ismael Larumbe, Teresa Carvajal, Enrique Díaz "Indiano", Jorge Treviño, Aurora Walker, Felipe Montoya, Maruja Grifell, Conchita Gentil Arcos, Diana Ochoa, Lidia Franco.



Mimi Derba, Rosario Granados y Alberto Carrière en "Historia de un corazón" (1951), de Julio Bracho


Productora: Cinematográfica Grovas
Género: Drama, Romance

Premios Ariel: Premio por Mejor Actuación Juvenil (Alma Delia Fuentes) (1951)


Rosario Granados en "Historia de un corazón" (1951), de Julio Bracho


 Resumen: Isaura, empleada de la Secretaría de Hacienda, se reconcilia con su novio el rico Fernando Barrón Sandoval y se le entrega. Los padres de él, don Alberto, político y abogado, y la orgullosa doña Isabel, se oponen a la boda. Fernando dice a su padre que está decidido a casarse con Isaura pues la ama y la ha hecho su mujer. Arregla todo para casarse con ella por el civil y llaman a su casa del registro civil por lo que su madre se entera de todo. Isabel cita a Isaura en su casa e intenta sobornarla para que deje a su hijo. Fernando llega en ese momento y dice a su madre que se casara con Isaura aunque todos se opongan, pues ella espera un hijo. Isabel corre a Isaura de su casa. El día fijado para la boda, Isabel despide al chofer y pide a Fernando que la lleve en auto a Cuernavaca. Él tiene prisa por regresar pues la boda es a las cinco de la tarde. De regreso de Cuernavaca Fernando viaja a toda velocidad para llegar a la boda y muere al ser su auto arrollado por un tren. Isaura, que lo espera para casarse, al ver que no llega, despide humillada al juez y a los invitados. Esa noche, su amiga Matilde le informa que Fernando murió. Isaura da a luz una niña, a quien pone por nombre María Elena. La lleva a casa de los padres de Fernando para que la conozcan: Ellos ofrecen hacerse cargo de la niña si su madre renuncia a ella, pero Isaura no acepta. Con muchos sacrificios, interna a su hija en un colegio caro. Maria Elena crece siendo una buena alumna y favorita de la maestra Virginia. Su amiga, la rica Olga, la invita a su fiesta de quince años en Cuernavaca. Isaura no quiere dejarla ir pues no tiene dinero para comprarle un vestido, pero al fin accede y ella misma cose el vestido. Sin embargo a María Elena le parece cursi el vestido que su madre ha hecho. En casa de Olga lo rompe y hace que su amiga le preste otro. En la fiesta, María Elena despierta el interés del joven Rodolfo. Don Alberto, que está en la fiesta, oye tocar a la muchacha el Claro de luna, tal como lo hacía Fernando; le pregunta su nombre y cuando María Elena le dice que se apellida Barrón Sandoval, Alberto se da cuenta que ella es su nieta. Las madres de familia del colegio, al descubrir que María Elena es bastarda, exigen a la directora que la saque del plantel La directora se lo informa a Isaura, quien oculta a su hija la verdad diciéndole que la saca pues no puede pagar las colegiaturas. La maestra Virginia, en protesta por la expulsión de María Elena, renuncia al colegio. María Elena se siente incómoda en el ambiente pobre en el que vive su madre, pues se ha acostumbrado al de sus amigas ricas del colegio. Le repugna el carnicero don Melquíades, que aunque es vulgar y carece de educación, es un buen hombre y está enamorado de Isaura. Durante una fiesta que Melquíades organiza a Isaura por su cumpleaños, María Elena se porta grosera. Dándose cuenta de que su hija no se siente a gusto viviendo con ella y para que pueda entrar nuevamente al colegio, Isaura decide cederla a sus abuelos, por lo que va a ver a don Alberto, quien acepta sólo a condición de que Isaura no vuelva a ver a la muchacha. Isaura dice a su hija que debe irse a vivir con sus abuelos pues ella tiene que irse a trabajar a la frontera. María Elena se despide de su madre en la puerta de casa de sus abuelos. Isaura no se va de la ciudad. Alberto se encariña con María Elena, pero no así Isabel, quien cierra el piano con llave para que la muchacha no toque el Claro de Luna como lo hacía Fernando. Cuando María Elena se entera que su madre no ha salido de la ciudad, y que a renunciado a verla por petición de sus abuelos, para que ella pudiera regresar al colegio, quiere volver con ella y va a buscarla. Don Alberto acusa a Isabel de haber causado la muerte de Fernando y va a buscar a María Elena, dispuesto a aceptar también a Isaura pero ésta, haciendo nuevamente un sacrificio por su hija, le ha dicho que va a casarse con don Melquíades. María Elena regresa con sus abuelos. Tiempo después termina la escuela y el último día de clases las alumnas reciben la visita de la maestra Virginia, quien exalta en un discurso las adversidades que ha vivido María Elena y el sacrificio de Isaura por ella. Virginia dice a la muchacha que su madre ha desaparecido y nadie sabe de ella. María Elena va a casarse con Rodolfo. Isabel ha cambiado su actitud para con su nieta y ha estado buscando en vano a Isaura. El día de la boda se presenta don Melquíades para confesar a María Elena que su madre no se casó con él, y que el mismo día que ella se fue con su abuelo, Isaura desapareció. Durante la ceremonia religiosa, Isaura observa desde lejos a su hija, quien al verla se dirige hacia ella. Madre e hija se abrazan.


Francisco Huertas Hernández. Agosto 2014


Publicar un comentario