viernes, 8 de agosto de 2014

Carmen de Lirio. Paco Huesca García. Alicante



Carmen de Lirio, la mujer más bella de España




Paco Huesca García

Programador, cinéfilo, empresario cinematográfico y promotor cultural

Alicante (Espagne)





 Ha muerto Carmen de Lirio. Una de las vedettes de más solera y más bellas de los años 50 y 60. Auténtica reina del Paralelo (Barcelona), hizo que la alta burguesía catalana bajara al Paralelo en busca de sus revistas producidas por el empresario Joaquín Gasa.





Avenida del Paralelo. A principios del siglo XX. Barcelona



Teatro Cómico, con la revista "Las Leandras" protagonizada por Celia Gámez. Desaparecido. Avenida del Paralelo. Barcelona


 Supo como ninguna burlarse de la censura y cuenta en un suculento libro anécdotas en donde tacha a los censores de reprimidos y pervertidos.
Trabajó con artistas de la talla de Alady,
Mary Santpere,
e, incluso, fue pareja con Gila.


 Se dice que se puso el apellido artístico De Lirio en homenaje a la canción de Concha Piquer, "La Lirio". No cabe duda que con su gran belleza iluminó las épocas más oscuras de la historia de España.



 Una vez dejada la revista comienza con el cine, en donde rueda más de cuarenta películas. A destacar sus apariciones en "Secretaria para todo" (1958), con Carmen Sevilla; 

"La vida alrededor" (1959), con Fernando Fernán Gómez y Analía Gadé;
"Honorables sinverguenzas" (1961), una de las pocas películas en que fue protagonista absoluta;
"Las salvajes en Puente San Gil" (1967), con Nuria Torray;
"La casa de las palomas" (1971), con Ornella Muti y Lucia Bosé;
"Clara es el precio", con Amparo Muñoz;
"La trastienda" (1975), con María José Cantudo;
"Carne apaleada" (1978), con Esperanza Roy, Bárbara Rey, Elisa Montés, Julieta Serrano, Terele Pávez y Pilar Bardem;
"Las alegres chicas de Colsada" (1983), con Tania Doris ;
"La moños" (1996), con Julieta Serrano.




 En la provincia de Alicante rueda "Festival en Benidorm" (1960), con Conchita Velasco;
y "Goliat contra los gigantes(1963), en los Arenales del Sol, en el papel de Diamira, durante esa época dorada de grandes filmaciones en nuestra provincia.



 Carmen de Lirio dignificó el género de la revista hasta el punto de que en el teatro donde actuaba en el Paralelo era una especie de centro de peregrinación de toreros, empresarios, intelectuales, políticos, y esa burguesía catalana que se dejó seducir por la vedette maña.

 Y en aquella época de revista, plumas, escaleras y la censura al acecho, Carmen de Lirio brilló ante otras vedettes como Ethel Rojo, Gogo Rojo, Irene Daina, Raquel Daina, Queta Claver y tantas otras, que, aparte de bellas, fueron grandes profesionales, trabajadoras todo terreno.



 Gracias por haber estado ahí y habernos hecho un poco más felices en épocas muy grises, más bien oscuras.






Publicar un comentario