viernes, 11 de julio de 2014

Los Peplums del siglo XXI. PACO HUESCA GARCÍA . Alicante




Los Peplums del siglo XXI 




PACO HUESCA GARCÍA

Programador y empresario cinematográfico

Alicante (Espagne)





 El cine, en ocasiones, falto de argumentos originales, recula y mira al pasado. Y, concretamente, lo está haciendo en el peplum, ese género que recreaba la vida greco-romana, sobre todo, y que estaba a mitad de camino del cine bíblico hollywoodense.


 El peplum fue un género rodado en Italia y España. En Cinecittà, en estudios españoles, o en los más diversos escenarios naturales españoles como Laredo (Santander): "El coloso de Rodas";
los parajes de Almería; Elche: "Salomón y la reina de Saba";
Playa de Los Arenales: "Goliat contra los gigantes";
Campello: "Las legiones de Cleopatra",
un interesante peplum de Vittorio Cottafavi...



 El peplum en mi generación fue clave. Asistíamos a esas increíbles aventuras de los más fascinantes personajes como Hércules, Maciste, Ursus, Helena de Troya, el coloso de Rodas, Espartaco, su hijo o el de Hércules, Rómulo y Remo, y reinas malísimas, bellísimas, encabezadas por Gianna Maria Canale,
Moira Orfei
o Scilla Gabell.




 Casi todo cabía y se soñaba. Había mucho cartón piedra, pero también había luz, mucha luz, y extras, muchos extras. No existían tantos efectos especiales, ni tantas historias de ordenador.

 Me contaba María Luisa Merlo
que cuando rodó en Cinecittà "Ursus"
con el musculito de turno Ed Fury, tuvo la oportunidad de saludar a Elizabeth Taylor que rodaba en otro plató "Cleopatra",
y que ciertos decorados no utilizados en la superproducción sirvieron para su peli mucho más modesta.




 Ahora, en el siglo XXI, se ha retomado este género con actores americanos, grandes directores, digitalización a manta y una fotografía negra, muy oscura, y con unos personajes un tanto oscuros, muy negruzcos.


 Estos días se ha estrenado "Pompeya" y uno se acuerda de "Los últimos días de Pompeya"

que vi en el Teatro Principal de Alicante, con un joven Steve Reeves, Fernando Rey y Guillermo Marín.
 Tenía un encanto especial que no lo tiene "Pompeya" ni de coña. Y aquella adaptación de la novela de Edward George Bulwer-Lytton estaba adaptada, entre otros, por Sergio Corbucci, Sergio Leone y Duccio Tessari, tres maestros del peplum que también lo serían más tarde del spaguetti-western.


 El peplum tuvo sus décadas de esplendor en los años 50 y 60. Y siguió unos años más hasta que feneció. Ya en pleno siglo XXI resurge con films acerca de Troya,

Hércules,
Alejandro Magno,
Gladiator
(una copia de "La caída del imperio romano" 
por cierto), y que a todos nos sonaban mucho.



 Pero ya no era lo mismo. El séptimo arte igual ha encontrado una mina con el peplum. Puede ir pensando en pelis con Rodas, Cartago, Sodoma y Gomorra, Rómulo y Remo, Maciste, Ursus, Sansón, Atila, Anibal, Ulises y cía.

 A buen seguro ahora serán personajes un tanto mas siniestros y muy oscuros, eso sí con 3D o 5X. Aunque lo más de lo más en el peplum fue cuando allá por 1964 Giorgio Capitani rodó "Combate de gigantes",
verdadero aquelarre de musculitos, reuniendo, nada más y nada menos, que a Hércules, Maciste, Ursus y Sansón, con la aparición final del mismísimo Júpiter para animar el cotarro. Anímense señores, esto sólo acaba de comenzar.



Publicar un comentario