jueves, 17 de julio de 2014

El cine ama a Segovia, y podía adorar a Alicante. PACO HUESCA GARCÍA. Alicante



El cine ama a Segovia o El cine podía adorar a Alicante.





PACO HUESCA GARCÍA

Programador y empresario cinematográfico

Alicante (Espagne)



Rodaje de cine en Segovia (España). El Alcázar, al fondo




 Resulta reconfortante como en algunas ciudades españolas sin necesidad de tener estudios de cine cuentan con gente imaginativa y políticos que están por la labor de que el cine promocione la ciudad.

 Es el caso de Segovia. Una promoción de Segovia a través de más de 200 películas rodadas en la capital y provincia, y con la satisfacción para el sector hostelero y los propios segovianos que son contratados como extras.

 Segovia, por sus características monumentales, ha sido plató excepcional interminable de localizaciones desde 1954 con "La princesa de Eboli" de Terence Young.

Para que vayamos centrando el tema, películas como "Mr. Arkadin",
"Orgullo y pasión", "Marcelino, pan y vino",
"¿Dónde vas, Alfonso XII?",
"El coloso de Rodas",
"El Cid",
"La caída del imperio romano",
"El tulipán negro",
"Lawrence de Arabia",
"Por un puñado de dólares",
"La batalla de las Ardenas",
"Doctor Zhivago", "Golfus de Roma",
"Camelot", "Patton",
"Cervantes", "Don Quijote” de Orson Welles, "Excalibur", "Los fantasmas de Goya"... y españolas como "El espíritu de la colmena",
"La prima Angélica",
"Furtivos",
"La fuga de Segovia",
"Goya", "Las trece rosas",
"Torrente IV"... Así hasta más de 200 películas rodadas y, en los últimos cinco años, más de cien, y concretamente 30, durante el año 2012, hasta el mes de octubre. Amén de localizaciones de documentales y series televisivas, no sólo españolas, como "Aguila roja", "Isabel", "Toledo" o la de"Mario Conde" en la antigua cárcel segoviana, sino también americanas, japonesas y de países europeos.


 Y todo ello gracias a la creación de la Segovia Film Office.
Una empresa adscrita al área de Turismo del ayuntamiento que ayuda a la promoción de Segovia con la difusión de producciones audiovisuales en la búsqueda de localizaciones y logística. Sin por ello olvidarse de ese pasado cinematográfico en donde luminarias del séptimo arte como Sofía Loren, Orson Welles, Cary Grant, Frank Sinatra, Grace Kelly, Romy Schneider o todo el imperio Bronston se dejaban ver por la ciudad y su provincia. Y todo ello editando una guía, con todo el tema, que se vende por un euro, y dos rutas turísticas guiadas a cinco euros. A eso le llamo imaginación y amar la ciudad y el cine sin patochadas.

Segovia se dejó seducir por el cine, y éste adoró a Segovia.



 Por aquí, en Alicante, más de 200 películas rodadas en exteriores naturales en la ciudad y provincia, al margen de los estudios de cine ahora fundidos en negro. Y en Alicante, aunque no es Segovia con su acueducto y su Granja de la que se dice que inspiró a Walt Disney para su famoso castillo, tenemos otros lugares maravillosos que fueron plató de películas, reconocidas superproducciones.




Rodaje de "The Counselor" de Ridley Scott en la calle Ángel Lozano. Alicante. 2012



 En suma, pues tenemos además, mar, sol y un paisaje variopinto. Desde westerns, peplums, bucaneros, bélicas... son géneros que se rodaron por estos lares.

Y también se dejaban ver por la ciudad: Don Murray, Janet Leigh, Eddie Constantine, Stephen Boyd, Klaus Kinski, Maria Schell, Christopher Lee, Jean Seberg, Sara Montiel, Elsa Martinelli, Trevor Howard, Peter Ustinov, Robert Ryan, Sean Flynn, Pedro Armendáriz, Terence Stamp, Jesús Franco, Yul Brynner... 


Yul Brynner, Julián Mateos, Claude Atkins, Warren Oates, el párroco de Los Ángeles (Alicante), en el descanso del rodaje de "Los 7 magníficos" de Burt Kennedy. Agost (Alicante). 1966




Yul Brynner en la plaza de toros de Alicante, con Pacorro. Imagen de Foto Serrano




Peter Ustinov, Robert Ryan, Melvyn Douglas, Terence Stamp, equipo de la película "La fragata infernal" de Peter Ustinov, con Tomás Valcárcel y la Bellea del Foc. Alicante. 1962




 Y dicho esto, me resulta una importante reflexión de cómo se pueden hacer las cosas cuando hay voluntad, originalidad y, sobre todo, imaginación, de la historia que une el cine con la ciudad. Pero claro, falta voluntad.


Publicar un comentario