miércoles, 30 de julio de 2014

"Discos Balada" Barcelona. RECORD SHOPS. CINEMA MEMORIES. Francisco Huertas Hernández


"Discos Balada"
Barcelona


RECORD SHOPS. CINEMA MEMORIES
 TIENDAS DE DISCOS. RECUERDOS DE CINE
(2)



Francisco Huertas Hernández



"Discos Balada". Calle Pelayo, 24. Barcelona. Año 2002. Foto de Francisco Huertas Hernández




 "Discos Balada" en el carrer Pelai, 24, de Barcelona, fue uno de mis lugares favoritos de la Ciudad Condal durante años. Estaba situada entre la sede histórica de "La Vanguardia" y el Hotel Lleó.



 El descubrimiento fue casual, en un paseo por la transitada calle comercial, que surge al girar a la derecha al final de las Ramblas, en dirección a la Universidad. El trasiego de gente, entrando y saliendo, y el largo pasillo, todo él escaparate, lleno de cd's y dvd's variopintos y raros, me animó a pasar, a pesar del aspecto humilde de la tienda, lejos del lujo de la FNAC, El Corte Inglés, o la recientemente cerrada Virgin del Paseo de Gracia en el cruce con la Gran Vía.


 La tienda se organizaba en dos plantas: la planta de la calle ofrecía una sección general de música ligera y un departamento al fondo, a mano izquierda, acristalado, de música clásica. Predominaban los cd de coleccionista y músicas del ayer. No era "Balada" comercio para adquirir las novedades del hit-parade; la planta sótano parecía mucho más grande aún, y era el paraíso de los buscadores de gangas, discos y películas raras





 En esa planta subterránea se escondían tesoros inimaginables: toneladas de cd's traídos de Latinoamérica y Estados Unidos, de tango, salsa, merengue, bolero, mambo, bossa nova, y orquestas latinas, discos de importación a precios irrisorios, que jamás se habían visto en España; la sección de bandas sonoras de cine más increíble que uno pueda soñar; y muchos cofres de crooners, orquestas y solistas; además había gran cantidad de películas en dvd de artistas de tango, copla o musicales de Hollywood






 Cuando descubrí este "paraíso perdido del discófilo" allá por el año 1999, sólo se podía pagar en metálico, y usaban unas cajas registradoras antiguas, en lugar de ordenadores. 


 Recuerdo las melodías de orquestas ligeras que subían de la planta sótano, mi emoción desbordada al encontrar raras ediciones en cd, y, claro, los precios reducidísimos: nadie vendía tan barato en Barcelona. Se decía -supongo que los comercios de la competencia- que "Balada" reventaba los precios porque compraba la mercancía de tiendas en quiebra al otro lado del Atlántico. Al cliente esto no le importaba mucho, sin duda.




La bolsa de Discos "Balada" no incluía más que la dirección. Su aspecto dejaba mucho que desear. Foto de Francisco Huertas Hernández




  Entre los discos que recuerdo haber comprado, y relacionados con el cine, aparecen éstos:













 "Balada" cerró, en enero de 2007, como tantas otras tiendas de discos, por culpa de las copias piratas compradas en el top-manta; luego, las descargas ilegales, y, en definitiva, cuando la gente dejó de valorar los discos y las películas como un objeto cultural.
  








 Muchos íbamos a Barcelona, entre otras cosas, a comprar en "Balada". Curiosamente, era la época de esplendor de los artistas y músicos callejeros de la ciudad. "Balada" desapareció con ellos: los juglares ciudadanos callaron con nuestra emblemática tienda






Artistas callejeros en Plaça del Pi y las Ramblas. Barcelona. 2000. Hoy ya no queda casi ninguno, por culpa de las ordenanzas municipales. Fotos de Francisco Huertas Hernández




Francisco Huertas Hernández




*****


Comentarios de nuestros lectores:




 - Diego Calvo: "Recuerdo perfectamente los cd single que eran lo primero que uno se encontraba al entrar. Esta tienda también tenía la particularidad (especialmente en los primeros años) de que la inmensa mayoría de cds que vendían eran la edición norteamericana. En el caso de los fans de Queen por aquellos años era un filón, ya que los cds llevaban bonus tracks que no llevaban las ediciones europeas. También recuerdo el estanco que había en el pasillo de entrada con recortes de prensa afirmando que el tabaco era beneficioso para la salud"


 - Jaume Alemany: "Yo la conocí en los primeros 90, y entonces estaba situada en Pelayo esquina Gravina, donde ahora está el Hotel Inglaterra. Allí había todavía una espectacular oferta de vinilos y cassettes que no llegó a la segunda tienda"


 - Alexia Cabré: "M'hi podia pasar la tarda sencera remenant...!!"


Publicar un comentario