sábado, 10 de mayo de 2014

“PASSIONE D’AMORE” (1981) ETTORE SCOLA. ESTRUCTURA POR ESCENAS


 PASSIONE D’AMORE(1981)
ETTORE SCOLA


ESTRUCTURA POR ESCENAS





  • Reparto:
    • Valeria d’Obici (Fosca)
    • Bernard Giraudeau (Capitán de Caballería Giorgio Bachetti)
    • Laura Antonelli (Clara)
    • Jean-Louis Trintignant (Doctor)
    • Massimo Girotti (Coronel)
    • Bernard Blier (Mayor?)





                                                             Ettore Scola dirigiendo




  • Comienza la película con una imagen de un arco y una plaza. 1862. Ciudad piamontesa. Invierno. La guerra ha terminado. Joven Reino de Italia

  • Entra a caballo bajo el arco un desfile de la Caballería, que regresa triunfante de alguna batalla. Al frente, el capitán Giorgio Bachetti, que cruza su mirada con la bella Clara, señora casada, que le mira embelesada. Una voz en off, la del protagonista, Giorgio, narra literariamente los hechos





  • Una habitación oscura: encuentro íntimo de Clara y Giorgio. Ella le desnuda (música romántica de piano) Habitación en penumbra, fuego en la chimenea. Ella se desnuda


  • Parque: niños, madres. Giorgio se encuentra con Clara y le enseña la carta en la que es destinado al IV Destacamento de Fronteras
  • Tren. Voz en off. Giorgio lee una carta/ Clara en casa sirve a los invitados/ Giorgio
  • Llega el tren a la estación (sigue la carta de Giorgio, en off, sobre la moralidad del adulterio de Clara y la potestad absoluta del amor)/ Clara acostándose y leyendo la carta/ Giorgio ya en su habitación del Cuartel, con la carta, y su ayudante. Cuartel de Caballería en la montaña piamontesa
  • Encuentro entre el Coronel y Giorgio, con el médico, un hombre desencantado e irónico, que cuenta la anécdota de la valentía de Demóstenes, tras matizar Giorgio un supuesto acto heroico suyo en el frente contra el ejército ruso. El coronel invita  a comer a su casa a Giorgio: compañía y buena conversación
  • Comida: presentación en plano-secuencia de los oficiales comiendo: tres, más el coronel, el médico y Giorgio, y un sitio vacío: la señora Fosca. Destaca el parlanchín y desenfadado Mayor. El coronel habla de su sobrina. El médico también. Las conversaciones son vacías y estúpidas. El médico deja una moneda en la mesa. Giorgio mira hacia arriba intrigado: Fosca no baja


  • Ejercicios de Caballería: cuadran filas. Marcha por la montaña. Voz en off de Giorgio: carta: como el ejército destruye el pensamiento mediante el cansancio físico. Giorgio en la habitación lee la carta de Clara. Mira por la ventana
  • Coronel habla de los gustos literarios de su sobrina y le pide libros a Giorgio. Comida: la vida en la ciudad y en la montaña, conversaciones sobre mujeres. Gritos lejanos y horribles de Fosca, a los que los comensales parecen acostumbrados. El médico y el coronel suben
  • El doctor y el capitán Giorgio Bachetti hablan de la extraña enfermedad (¿histeria?) de Fosca. Sus nervios a flor de piel. Pasean por las caballerizas. Conversación sobre la debilidad y el equilibrio frágil de Fosca. Pregunta Giorgio si Fosca ha sido la amante del coronel. El médico, irónico, lo descarta. Pregunta también Giorgio si es guapa. El doctor dice que juzgue él mismo cuando la vea
  • Visita del Capitán Giorgio, tras unos ejercicios militares, al coronel, que dormita en un sillón. Fosca ya ha leído los libros que le prestó Giorgio. Se ve al capitán hojeando un libro de Rousseau, en el que hay marcado un pasaje sobre la felicidad y el dolor. El coronel dice que Fosca bajará a agradecer a Giorgio los libros prestados, pero aparece la criada disculpándose: Fosca no se encuentra bien
  • Giorgio enseña a su ayudante a montar a caballo, y, éste no para de caerse
  • Desayuno: Giorgio solo. Se gira y ve bajar a Fosca. Entra, tras verse su sombra tras el cristal de la puerta. Primer plano de la horrible fealdad y rostro desquiciado de la mujer de veintinueve años. Se sientan juntos a la mesa, pero Fosca no desayuna. Ella habla de la infelicidad en Rousseau, de la que tiene experiencia. Dice que lee para olvidar, huir de la realidad, sobre su fealdad. Hablan del castillo y si sueña Giorgio. Fosca demuestra ser un alma sensible. Le propone ir al castillo de excursión. Fosca mira por la ventana y ve pasar una comitiva con el entierro de un niño. Se desmaya tras un ataque con gritos y convulsiones. Se la llevan los criados


  • Giorgio aterrado de la fealdad y sufrimiento de esta criatura, que destaca en la monotonía y frialdad de este lugar
  • Excursión al castillo: Carruaje, en el que van el coronel, el doctor, Fosca y Giorgio. El médico habla de las causas sociales del bandolerismo con el coronel. Éste le pide a Giorgio que acompañe a Fosca. Hablan de la enfermedad: ella no le teme a la muerte, pero sí a lo que la acompaña. (Carta en off a Clara: rostro feliz de Giorgio, en comunión con la naturaleza) Las montañas y su belleza. Giorgio habla exaltado de la felicidad y el amor, de la naturaleza. Amor y Belleza: “Cuando se ama todo te recuerda a la persona amada”. Fosca queda descompuesta por las palabras ingenuas o malvadas de Giorgio. El médico y el coronel discrepan sobre los bandoleros. Fosca habla de una mujer fea a la que critican por ser irónica, pero le dice al capitán que él es distinto. Le pide piedad y que sea su amigo.
  • El capitán llega a su habitación reprochándose su estupidez por dar a Fosca su promesa de piedad. Empieza a verse atrapado
  • Ejercicios nocturnos del regimiento: el capitán mohíno y pensativo, en el duro invierno en las montañas
  • Llega el coronel a caballo, y, serio, pregunta al capitán por qué hace 3 días que no saben nada de él. Fosca pregunta por el capitán
  • Nuevo encuentro Fosca-Giorgio, mientras el coronel prepara unos nuevos caballos. Ella cae llorando sobre su pecho. Él la rechaza diciendo que no comprende. Ella queda al borde del colapso. Jaqueca imprevista de ella, que marcha corriendo a su habitación. El capitán marcha liberado
  • Giorgio sube la escalera de la casa del coronel con otro oficial. Desayuno. Encuentra una carta bajo la servilleta. (Voz en off) lectura de la carta: Fosca confiesa que se fijó en él desde que llegó (por su belleza) Habría dado toda la vida que le quedaba por una hora de belleza, pero que su aspecto (el de Fosca) no dará lugar a ninguna situación inconveniente, por lo cual se atreve a hablarle con total libertad
  • Comida: todos a la mesa, Fosca sentada junto a Giorgio. El médico explica el significado de la moneda que deja todos los días encima de la mesa: la retirará el día que no se hable de mujeres ni de caballos. Fosca coge la mano de Giorgio, apretando fuerte. Giorgio pide un permiso de cinco días para ir a la ciudad. Fosca destrozada. En la escalera ella le implora si se acordará de ella. Se echa a sus pies pidiendo piedad, la misma que se tiene a los perros. Giorgio le promete escribirla.





  • Tren. Frío/ Parque o bosque: Clara y Giorgio se besan y son felices. Voz en off: carta de Giorgio a Fosca, mientras recorre la piel de Clara en el lecho, ofreciéndole su amistad, pero señalando que ya no es posible. Él ama a otra mujer/ Fosca sentada al piano empieza a golpearlo llena de ira/ Voz en off: carta sobre el amor y el desprecio: “Debo ser cruel para ser justo” lee Giorgio/ Fosca entra y revuelve la habitación de Giorgio hasta encontrar la foto de Clara/ Despedida en el tren de Clara y Giorgio
  • Visita de Giorgio a Fosca, que hace punto. Hablan de la carta de Giorgio, con distanciamiento ella. Fosca irónica. Él radiante de alegría. Ella empieza a chantajearle con que no le den otro permiso. Ella le pregunta sobre Clara. Fosca dice tener defectos imperdonables en una mujer, aparte de ser fea. Hablan de no verse más (Fosca) y le echa. Luego ella estalla en ataque de histeria
  • Comida: se habla como siempre de caballos y mujeres. Tensa espera. Hace veinte días que Fosca no baja. Llaman al doctor. Giorgio mira preocupado hacia arriba
  • Conversación entre el doctor y Giorgio, al que ha ido a visitar a sus aposentos. El médico le dice que Fosca se deja morir por Giorgio. La pasión y humillación que sufre la joven aceleran su muerte (aunque de todas formas no viviría mucho) El doctor le dice que debe ir a verla el capitán a su habitación, para curarla, salvarla. El médico dice que Giorgio es sensible, como Fosca (y no como los burdos oficiales) El doctor le espera esta noche en su habitación


  • Habitación del médico, llena de calaveras. Conversación entre el doctor y Giorgio. El médico le recuerda a Giorgio su coraje
  • Habitación de Fosca: ésta, en la cama, tapada por la sábana. Ella habla de la piedad forzada. La bondad resplandece según Giorgio. Fosca le pide unas plantas, que Giorgio las bese, y se las dé. Ella las besa. Luego le pide que abra las contraventanas. Fosca le coacciona, dulce, a que diga: “Giorgio y Fosca”, y se siente con ella. Le pide que se quede con ella hasta el día siguiente. Giorgio se tumba en la cama a su lado, ella le coge la mano. Amanece por la ventana. Plano-secuencia de la habitación: Fosca contempla enamorada el sueño de Giorgio, mientras le habla de la tortura de la fealdad de la mujer, de la sociedad cruel. Él despierta, y ella le pide primero un beso de hermana, pero luego le besa ella en los labios. Dice que se vaya ya. Cuando queda sola tiene un ataque de histeria. El capitán sale por la habitación del doctor, ve las calaveras aterrorizado
  • Giorgio sale a caballo, y medita en la fría mañana
  • Oficiales jugando al billar. El mayor hace trampas. Aparte, el doctor habla con Giorgio de su palidez. El capitán insinúa que el médico es un alcahuete, tras preguntarle si Fosca realmente estaba tan enferma y su visita era necesaria
  • El coronel cuenta al capitán la historia de Fosca, su boda con un estafador desaprensivo, que se llevó su dote, y que le presentó el propio coronel a su sobrina. Como este suceso dejó a Fosca trastornada. Van a caballo paseando. Fosca sola, pobre, huérfana. El coronel, se sintió en la obligación de reparar el daño causado, y la llevó a vivir con él. Monólogo sobre la vejez del coronel, ya en su casa. Agradece a Giorgio su actitud con Fosca
  • Tras el té, deja el coronel a Giorgio y a Fosca solos (ella hace punto) Ella ya está bien. Fosca le dicta una carta a Giorgio: una carta de amor dirigida a sí misma, ya que nadie se las escribe, en nombre de Giorgio
  • Carta de Clara leída por Giorgio mientras Fosca corre a su lado en el castillo en ruinas, en la montaña. Giorgio guarda la carta apesadumbrado. Fosca amenaza con tirarse al vacío. Giorgio triste, quería estar solo. Fosca, pegajosa, a sus pies. Él, iracundo, marcha solo. Fosca se lanza al suelo y tiene un ataque con gritos y convulsiones. Tormenta repentina. Llueve. Giorgio la protege con su cuerpo. Ella se desmaya


  • El capitán con fiebre en su cama. El médico a su lado. Delira con sueños de Fosca. El doctor le dice que tiene que elegir entre la vida de Fosca o la del capitán. Giorgio está enfermando, por su extrema sensibilidad, por ella. El médico le dice que si Fosca algún día hiciera el amor, moriría: su salud no lo resistiría. Dice que le queda poca vida, y que ella sacrificaría lo que le queda de vida por esa experiencia
  • Tren. Lluvia. Giorgio mira por la ventanilla. Marcha a la ciudad al médico. Fosca, como un fantasma, aparece en el vagón, empapada
  • Estación: conversación, mientras se seca y toman algo caliente, entre Fosca y Giorgio. Ella quiere seguirle a donde vaya. Giorgio dice que no la ama, y ella que si fuera bella, él la amaría. Giorgio le pide que no le persiga, y, ella, egoísta y desesperada, señala vehemente que ha encontrado el objetivo que necesita para lo que le queda de vida, y no va a renunciar a él. Le seguirá hasta que la ame
  • Vuelven en tren. Habitación de Giorgio


  • Exterior del cuartel: el doctor pasea fumando. Dice que Giorgio se va sólo dos días, y no los cuarenta que le corresponden. El médico señala que es preciso que le trasladen inmediatamente, si no, no vivirá el capitán: “Estar con esa mujer está desarrollando en usted una misteriosa voluntad que le devora” Giorgio quiere estar con Fosca, ayudarla. El doctor dice que se encargará personalmente, con sus influencias, de que trasladen a Giorgio. El capitán parte en carruaje a la estación.
  • Lecho donde yacen Clara y Giorgio, amándose. Clara tiene un presentimiento: que Giorgio no volverá: “Yo te necesito para ser feliz, ella para vivir”. La piedad es más fuerte que el amor. Dentro de una semana es Navidad. Clara renuncia a Giorgio


  • Navidad en casa del coronel. Figuras de Belén. Fosca enseña su figura favorita a Giorgio: el jorobado, con el que se identifica. Preparativos de la cena. Los oficiales están con sus mujeres. El coronel lee en silencio la carta que comunica el traslado de Giorgio. Fosca lo escucha y sufre un ataque. Grita abrazándose a Giorgio: “No me abandones amor mío”. Todos quedan estupefactos
  • El coronel reta a duelo al capitán acusándole de aprovecharse de su sobrina. Él calla. El médico le conmina a que hable, que diga la verdad, a gritos, perdiendo su calma habitual, que diga que fue coaccionado por Fosca. Pero Giorgio dice que no le han impuesto nada. El coronel dice que es la primera vez que se bate en duelo, pero quiere algo de verdad: que, al menos, uno de los dos quede herido. Se citan en el viejo castillo. El doctor está irritado, y se acusa de ser culpable de lo sucedido. Giorgio le pide al médico que quiere visitar a Fosca esa noche. Esa mujer que ha sufrido la humillación por él, aún despreciada la ha amado más que ninguna otra, y Giorgio también la ama. Le dice al médico que no será capaz de curar ninguna enfermedad, pero ha provocado la suya (de Giorgio): ama a Fosca, y quiere decírselo antes de abandonarla
  • Encuentro Fosca-Giorgio en la habitación de ella. Ella, pelo suelto. Él le dice que la ama. Se besan. “Sé mío, Giorgio” “No, no podemos. No puedes, lo sabes” “Un instante contigo significa la felicidad. Morir siendo amada significa vivir” Él la coge en brazos. La lleva a la cama, la desnuda. Hacen el amor. Ella fuera de sí


  • Duelo en el castillo en ruinas, en la montaña. Dispara el coronel: falla. Dispara Giorgio: mata al coronel. Giorgio tiene un ataque de histeria en ese momento. Grita y se desmaya. Sintió, cuenta, que Fosca le había transmitido su enfermedad
  • Taberna sórdida en la que un deteriorado, envejecido y harapiento Giorgio cuenta su historia a un enano. Fosca murió tres días después. El enano ríe brutal, diciendo que si Giorgio pensaba cambiar las leyes de la naturaleza, “qué absurda historia”. Lo entendería si hubiera sido al revés: Giorgio deforme como el enano y Fosca, bella como Giorgio. Marcha el enano, riendo y hablando de la pasión de amor. Alguien canta un aria, como de Verdi, en la taberna. FIN       

        



Francisco Huertas Hernández. 2008



Publicar un comentario