sábado, 5 de abril de 2014

Entretien avec D. José Payá Alberola. Marjorie Sanchez. Carpentras. France



Entretien avec D. José Payá Alberola


 La profesora del Lycée Immaculée Conception, Marjorie Sanchez, envía desde Carpentras (France) estas preguntas para nuestro conferenciante D. José Payá Alberola:







 En la Enciclopedia Larousse, edición de Francia, está escrito a propósito de la película "Le jeu caricatural des acteurs et une lumière crue révèlent la pauvreté du pays, et les décors en carton-pâte du « village andalou » démystifient cette Espagne des années 1950, montrée ici sous son vrai visage."
  ¿Le parece acertada esta visión de la España de los años 50 que la enciclopedia Larousse presenta como fiel a la realidad ?


Los análisis de las situaciones han de hacerse de acuerdo con las circunstancias del momento y el entorno. Como en todo, cuando se escribe un guión, o un libro, naturalmente se basan en una realidad que adaptan para provocar un impacto: Ni todo es verdad, ni todo es imaginado. A principios de los 50 había mucho de lo expuesto en la película.



                                            Años 50. Campo de Criptana. España



 -¡Bienvenido ,Mr. Marshall!, denuncia pues, la exclusión de España de la órbita de países beneficiarios del Plan Marshall. Y si bien es cierto que el país experimentó un tímido desarrollo posteriormente, ¿piensa usted que es la razón por la que su situación económica se alejó mucho de la de aquellos países que recibieron la ayuda?


Lógicamente, un país arruinado por las luchas intestinas, con pocos recursos, si hubiera recibido ayuda exterior, en vez del boicot que le declararon y aplicaron, habría podido situarse a un nivel superior.





          Países de Europa que recibieron la ayuda del Plan Marshall. España no estaba



 En el diario "El País" del viernes, 1 de febrero de 2009, el periodista escribe "Un alumno francés conoce mejor la Guerra Civil española que uno español- Hacen falta más novelas, películas y programas de estudio sobre la Guerra Civil"
    ¿Cómo explica usted este hecho y está usted de acuerdo sobre la segunda afirmación?


De las opiniones de los periodistas, hay que leerlas y después comprender que tienen que comer todos los días. No, no comparto tal criterio. En cuanto a que hacen falta más escritos sobre la guerra civil; en todos los caso, cuantos más testimonios hayan mejor comprenderemos los hechos. Lo que sí hay que saber la tendencia de quienes lo escriben para poder formarse un criterio imparcial y no engañarse uno mismo, al desear interpretar la narración según nuestra visión subjetiva e interesada.






                  Guerra Civil Española: arriba: milicianas de la República; abajo, falangistas




¿Piensa usted que las películas y las novelas son un buen medio para dar a conocer la historia de un país?
¿Para usted, el arte en general es una fuente de memoria?


Según el axioma escolástico: "Nihil est in intellectu quot prius non fuerit in sensu"; por tanto, como digo en la primera respuesta, las vivencias propias o conocidas nos sirven para lanzar un mensaje, que a veces se consigue y otras no, y siendo honrado se procurará hacerlo con la mayor objetividad. Así y todo, en alguna ocasión, guiados por el coraje de la mentira lanzada por otros, sacas a relucir todo lo negativo de la parte contraria con el fin de compensar la balanza; y repito, si eres honrado, no manipularás, ni exagerarás la verdad. Por lo que puede ser una memoria con reservas.



¿Le parece que el mensaje de la película sigue hoy vigente? - ¿Piensa usted que hoy España sigue soñando con que la milagrosa inversión extranjera acabe de un plumazo con todos los males provocados por la burbuja inmobiliaria y casi seis años de crisis económica?


Opino, que si los políticos, en general, amasen al prójimo, al pueblo llano y "soberano", empezarían por eliminar la cantidad de privilegios y sinecuras de las que disfrutan, pues sólo con el ejemplo se puede educar. Con los impuestos que se pagan en España, simplemente con dejar de abonar las pagas a quienes dejan el cargo, eliminar la cantidad de Entes que únicamente se justifican por los estómagos agradecidos que acomodan allí... Nuestra Nación, España, saldría adelante sin la ayuda externa.



                                  Pepe Isbert, un alcalde rural en busca del Plan Marshall





Confío haberles complacido; siempre a su disposición, cordiales saludos
           




José Payá Alberola




Publicar un comentario