domingo, 23 de febrero de 2014

Charla Gonzalo Eulogio - IES Doctor Balmis. Alicante


CONFERENCIA DEL CRÍTICO DE CINE GONZALO EULOGIO

IES DOCTOR BALMIS
Alicante (Espagne)


 El viernes 21 de febrero de 2014, a las 11.05, tuvo lugar en el Salón de Actos del IES Doctor Balmis, de Alicante, España, una conferencia a cargo del crítico de cine Gonzalo Eulogio. Asistieron alumnos de Sociología de 2º de Bachillerato, a los que estaba dirigida, junto a otros compañeros suyos del mismo nivel, y las clases de 1º Bachillerato A y B, además de algunos alumnos de Ciclos Formativos, entre los que se encontraba el sobrino del conferenciante.






 Esta charla, “El Oficio de Ver y el Oficio de Contar”, está enmarcada en el Projet Européen EtwinningCinéma Classique, Sociologie et Témoignage des Gens Âgés” en el que este instituto colabora con el Lycée Immaculée Conception, de Carpentras (Francia)






 La conferencia resultó un rotundo éxito, dada la amenidad, rigor y claridad del conferenciante. La sala estaba completamente llena, con personas de pie. Habló el ponente durante unos 35 minutos aproximadamente, tras los cuales se abrió el turno de preguntas, que fue no menos interesante que la primera parte. Los alumnos de nuestro instituto participaron notablemente, sobre todo, intentando comprobar si sus películas favoritas merecían la aprobación crítica de nuestro invitado.

















La charla se dividió en cinco partes:

  1. Cómo se llega a ser crítico de cine

Ante todo hay que ser cinéfilo (amar el cine y conocer su historia), aunque sabe de algunos críticos que ignoran la Historia del Cine. Por otro lado, cree que tiene una cierta sensibilidad innata. Su educación también contribuyó: de niño iba con sus padres mucho al cine (el extinto Cine Goya) y vio muchas películas de entidad (también otras deplorables) como alguna de Basilio Martín Patino (probablemente Nueve cartas a Berta), también iba al Cine Terrazas, un cine de verano de la calle Góngora. Además la extensa biblioteca de su padre, en la que encontró y leyó muchos libros de cine (de directores, de géneros). Cita también las películas que vio en televisión (en esa época sólo existían dos canales)

Pero hay dos factores, que en su caso, fueron determinantes:
  • los Cines Astoria, de Paco Huesca, que rescataron películas censuradas en el franquismo; pusieron ciclos de Visconti, Chaplin, Truffaut; consiguió ser sede alicantina de la Filmoteca Valenciana; programó extensos ciclos de verano. Allí creció su amor al cine


              Mini Cines Astoria. Plaza del Carmen. Alicante


  • La TVE en la época de su mejor directora, Pilar Miró (también destacada directora de cine, con películas como El crimen de Cuenca). En los años 80. Programó en Versión Original Subtitulada, y en horario de máxima audiencia (Prime Time) ciclos de Chaplin, Malle, Truffaut, Rohmer, Rosellini, Fellini, etc.


                                         
                                  Pilar Miró, directora de cine y de TVE entre 1986 y 1989
                                 


 Por otro lado, en la carrera conoció un amigo que tenía una sección de cine en la radio. Así, en 1991 empezó en la radio, pasando a la SER, y, más tarde, en 1995 a Localia TV, hasta llegar a Información TV, donde presenta los viernes a las 21.30 La noche en corto, donde, con Augusto González, repasa la cartelera alicantina y programa cortometrajes de realizadores alicantinos

  1. Cuál es el día a día de este oficio

Hay que currárselo. Compatibilizarlo con un trabajo. Y él tiene la suerte de ser abogado (“picapleitos”), profesional liberal, con lo que dispone de horario flexible, que le permite ir a la radio. Además, influye no tener hijos y tener una esposa que comparta tu gusto por el cine.
En este oficio no descansas: los lunes, haces la crítica en la Ser; los martes, recibes los emails de la programación de las salas de Alicante; los miércoles, seleccionas la información en todas las revistas que compras (Fotogramas, Dirigido por, Cahiers du Cinéma- Edición española, Imágenes de Actualidad, Cinemanía y El País (del viernes)); los jueves, preparas las fichas para la radio y la TV; los viernes haces la agenda para ver las películas del fin de semana.

En 1995, en sus inicios, el crítico Gonzalo Eulogio, veía las 300 películas que se estrenaban en Alicante (el único que lo hacía, junto a Antonio Dopazo, del diario Información, el maestro de los críticos de Alicante) Terminó medio loco. Ahora, sólo ve unos 4 o 5 films a la semana











  1. Lo que me ha supuesto ser crítico de cine

Lo primero: entrar gratis a los cines. Aunque no penséis que es fácil ganarse el carnet de crítico de cine. Pero, lo más importante que me ha supuesto es un conocimiento del mundo y del ser humano de un valor incalculable: el cine es cultura, es el arte de las artes, con él se aprende literatura, historia, música, teatro, escultura, y conozco mejor las debilidades, las miserias y las cuitas del ser humano.
Socialmente, me ha permitido conocer a gente de extraordinario nivel cultural. Soy jurado del Festival de Cine de Alicante, y allí he tenido la oportunidad de tratar a directores y actores. En especial, recuerdo a David Trueba, cuya película Vivir es fácil con los ojos cerrados es magnífica, del que presenté su libro en la FNAC de Alicante.
Además, por ser conocido, he tenido las ventajas que esto supone. Te invitan a muchos actos y conoces mucha gente.

  1. Cómo valorar un film

 Hay muchas cosas que tener en cuenta. Pero ante todo, como en la prueba para trabajar de mecánico en el ayuntamiento de Alicante, en la que los candidatos tienen que averiguar la avería de un vehículo sólo por el ruido del motor, el crítico debe dejarse llevar por su experiencia, haber visto mucho cine. El cine se aprende y se valora viéndolo. Son útiles y necesarias las historias del cine (cita la de Alianza Editorial, escrita por Charles Ford y René Jeanne, en tres tomos, por cierto, descatalogada) y los libros y críticas del séptimo arte




René Jeanne y Charles Ford: "Historia Ilustrada del Cine". 3 volúmenes. Alianza Editorial



 Además, hay que fijarse en la ambientación, en la interpretación, en la realización (que la historia esté bien contada, con ritmo, con fluidez, que no tenga pérdidas de pulso narrativo). Gonzalo Eulogio valora ante todo la consistencia dramática, que la historia sea creíble, tenga homogeneidad y equilibrio, que rehuya la sensiblería, de los trucos para captar la atención del espectador, que la película sea honesta.
 En su escala para enjuiciar la calidad de un film, parte este crítico de la referencia de Luces de la ciudad de Charles Chaplin, que toma como un 10. A partir de ella valora el resto de películas



                                                 Charles Chaplin: "City Lights" (1931)



 Rechaza también Gonzalo Eulogio la crítica subjetiva, solipsista (cita, al por otra parte apreciable crítico de El País, Carlos Boyero, que representa la valoración totalmente subjetiva) Hay que distinguir los gustos personales subjetivos de una apreciación de la calidad objetiva de la película. Rechaza los juicios del tipo: “Me gusta, por tanto es buena”. Reconoce la calidad de directores que, personalmente, no le gustan (por ejemplo, Wong Kar-Wai)
Gonzalo Eulogio tiene films con los que disfruta en su aspecto puramente de entretenimiento, aunque sabe diferenciarlos de las buenas películas. Una película que siempre se pone es El exorcista, de William Friedkin, según él la mejor del cine de terror de la historia.
Se siente orgulloso de su independencia de criterio, al ser un humilde crítico de provincias, frente a las presiones (y los regalos) de las distribuidoras a los críticos de Madrid y Barcelona, que además, tienen el problema de ser amigos de los directores, a los que tienen que juzgar.
 Gonzalo Eulogio, por ejemplo, nunca pone notas tan altas como las de las revistas de cine de esas ciudades. Su nivel de exigencia, a salvo de las presiones, que, apenas llegan a Alicante, le ha llevado a no poner un 8 hasta este año, tras muchos sin hacerlo, a una película de la cartelera alicantina: la italiana La Gran Bellezade Paolo Sorrentino, favorita para el Oscar al mejor largometraje extranjero


"La Grande Bellezza" (2013). Paolo Sorrentino



  1. Consejos para ver cine


 Recomienda ver mucho cine: en las salas, en DVD, en internet, como sea, pero ver mucho cine.
 De los maestros, ante todo, Charles Chaplin, el mayor genio de las artes. Hay que ver toda su obra, pero especialmente sus grandes largometrajes (Luces de la ciudad, Tiempos Modernos, La Quimera del oro, El Gran Dictador).
 Dice que se vea cine mudo, a pesar del rechazo que pueda provocar de antemano, que con él ha aprendido y ha disfrutado muchísimo.
 También recomienda ver todas las películas de los Hermanos Marx (Sopa de ganso, Un día en las carreras, Una noche en la ópera)
 A Gonzalo Eulogio le supuso un descubrimiento el Neorrealismo italiano, tras la Segunda Guerra Mundial, con sus historias de la vida real, con actores no profesionales, rodadas en exteriores naturales, con su profunda humanidad. Entre los maestros del neorrealismo, Roberto Rossellini (Roma ciudad abierta, Stromboli, Paisà)



"Roma, città aperta" (1945). Roberto Rossellini



 El cine francés, el más elegante en su manera de contar las historias: François Truffaut, Louis Malle, Éric Rohmer, Jean-Luc Godard, aunque éste está loco. Todos ellos maestros de la Nouvelle Vague.
 Asimismo recomienda ver cine clásico japonés: Cuentos de Tokiode Yasujiro Ozu, Akira Kurosawa.
Ingmar Bergman, el mayor psicólogo del cine, que retrató los problemas del ser humano con más hondura que ningún otro.
 Entre los españoles, a pesar de que todo el mundo habla ahora de Almodóvar, Amenábar, etc, él pone por encima de todos a Luis Buñuel (del que hay que conocer su etapa surrealista francesa, su periodo mejicano, sus películas francesas, y sus películas españolas), y al maravilloso Carlos Saura, con sus películas de gran sensibilidad.
 El cine actual tiene algunas buenas películas cada año. Recomienda de la cartelera reciente La Gran Belleza”, “Nebraska”, “Gravity”, “Vivir es fácil con los ojos cerrados.  Rechaza películas deplorables como Paranormal activity y las comedias americanas para descerebrados.
 También nos advierte para no dejarnos engañar por los trucos para ganarse el espectador que algunos directores comerciales emplean continuamente: la sensiblería, el exceso de acción.


Acaba la charla en unos 35 minutos y luego abre un turno de debate y preguntas.

  1. Debate y Preguntas

Hubo mucha participación. Se hicieron preguntas sobre la relación entre literatura y cine, a lo que Gonzalo respondió que la libre imaginación del lector de la novela no coincide con la plasmación en imágenes del director; sobre la calidad del cine actual, que defendió Gonzalo Eulogio, aunque "los maestros, ésos, ya no volverán"; sobre la película más vista de todos los tiempos, Avatar; sobre la utilización del sufrimiento humano en el cine, donde el crítico aprovechó para poner en guardia frente a la sensiblería y los trucos de películas tan aclamadas como La vida es bella de Roberto Benigni; y la mayor parte de las preguntas se centraron en buscar la opinión del crítico sobre los films favoritos de los alumnos; habló de El lobo de Wall Street de Martín Scorsese, de la que dijo que era una correcta película, pero su tema en exceso desagradable; puso reparos a Alejandro Amenábar, en Ágora, película insulsa, con problemas en la pre-producción, y que demuestra las limitaciones del director al resolver las tramas de sus largometrajes.


 Sonaba el timbre y aún continuaban las preguntas. El profesor organizador, Francisco Huertas Hernández, despidió al ponente con elogios, y un aplauso entusiasta del público asistente. Cuando los alumnos abandonaban la sala, aún quedaban algunos buscando los consejos de Gonzalo.




Francisco Huertas Hernández. 2014





*****

Comentarios de nuestros lectores:



- Lucie Santamaria: "Dice, Gonzalo Eulogio:
 "Lo primero: entrar gratis a los cines. Aunque no penséis que es fácil ganarse el carnet de crítico de cine. Pero, lo más importante que me ha supuesto es un conocimiento del mundo y del ser humano de un valor incalculable: el cine es cultura, es el arte de las artes, con él se aprende literatura, historia, música, teatro, escultura, y conozco mejor las debilidades, las miserias y las cuitas del ser humano."

Publicar un comentario